AHORA ES EL MOMENTO PARA COMBATIR AL MOSQUITO

0

En el marco de la campaña para evitar una nueva epidemia de dengue durante el próximo verano, el director de Epidemiología de la cartera sanitaria nacional, Raúl Forlenza, pidió la colaboración activa de la población para eliminar los potenciales criaderos.

aedes-aegypti“La eliminación de criaderos es una conjunción de tareas que requiere una clara participación comunitaria y una coordinación desde el Estado”, enfatizó el director de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación, Raúl Forlenza, durante una jornada en la que remarcó que “ahora, cuando ya está empezando la reproducción, es el momento de complicarle la vida al mosquito Aedes aegypti”, en referencia a la estrategia de prevención y control del dengue, zika y chikungunya, las tres enfermedades transmitidas por ese insecto.

En este marco, Forlenza aseguró que “la eliminación de criaderos es la mejor medida costo-efectiva, pero esto puede ser una ilusión si no logramos una clara participación de la sociedad”. “Estamos hablando de reunir a todos los actores de la comunidad para aumentar la conciencia y el compromiso de la población para que estas enfermedades sean de menor impacto”, insistió el funcionario.

“Si ahora, al principio del ciclo, logramos bajar la cantidad de criaderos, no es que los vamos a eliminar a todos, pero sí nos va a retrasar la circulación de cualquiera de estos virus”, señaló Forlenza.

En contraposición a la limpieza de potenciales criaderos, Forlenza manifestó que “plantearnos como primer medida el tema de la fumigación es un problema y un error” y explicó que el insecticida utilizado para fumigar “no actúa sobre el huevo del mosquito” sino que “nos está sirviendo nada más que para cuando el mosquito vuela”.

Según el director de Epidemiología, eso ocurre “a la mañana temprano y a la tarde a última hora, por lo cual si fumigamos habría que hacerlo en ese horario. El proceso del ciclo biológico del mosquito dura alrededor de una semana, y para cuando fumigamos ya va a haber mosquitos nuevos. Por lo tanto, esa nebulización tendríamos que estar repitiéndola cada cinco días para que sea más o menos efectiva” en términos de los resultados que produciría.

Forlenza aclaró que “no estamos diciendo que la fumigación no se utilice. Se puede usar ante situaciones de emergencia, es decir, si ya estamos en un brote y hay que fumigar para tratar de disminuir el nivel del mosquito adulto”.

El director de Epidemiología se pronunció de esta manera durante una Jornada de Presentación de Políticas Nacionales organizada en la sede de la cartera sanitaria, que incluyó un acto de certificación a Municipios Responsables en Salud, con la presencia de intendentes y referentes municipales de 17 localidades de 16 provincias.

En ese marco, al resaltar la importancia de modificar o eliminar recipientes capaces de contener agua Forlenza solicitó que “cada institución, pública o privada, revise si tiene o no criaderos en su propia casa, escuela, municipio u hospital”.

La articulación intersectorial a la que hizo alusión el funcionario consiste en convencer a cada organismo, ya sea público o privado, sobre la necesidad de hacer primero una revisión de potenciales criaderos y después dilucidar de qué manera esa institución se involucrará con la propia comunidad.

“Tenemos que pensar que los barrios sin Aedes van a ser ciudades sin dengue. La limpieza y el ordenamiento del ambiente familiar, doméstico y de barrio es el eje central”, aseguró Forlenza.

En ese sentido, comentó que desde la cartera sanitaria nacional “venimos trabajando con todos los ministerios provinciales y estamos promoviendo que todos los organismos participen. Lo ideal es tener una estrategia coordinada porque esto es algo que aisladamente no se puede hacer, sino que hay que sumar todos los recursos posibles” para combatir al dengue, zika y chikungunya.

Por su parte, el director nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud, Jorge San Juan, expresó que “este año esperamos que disminuya la cantidad de criaderos y no que aumente progresivamente como ocurrió durante el último verano. Lo que buscamos es estar más preparados con la ayuda de la ciudadanía y que todos asumamos el compromiso de reducir los criaderos”.

Además, San Juan comentó que, en relación a fines de 2015 y comienzos de 2016, “ahora las acciones son tempranas y fueron encaradas desde distintos ministerios. No solamente Salud está a cargo de la estrategia de prevención, sino que también participa Educación para que llegue a los chicos y a más gente. En los colegios ya se están repartiendo folletos con la historieta El Dengador”. Esta ilustración, creada por el equipo de diseño y contenidos del Ministerio de Salud de la Nación, busca generar conciencia en niños y adolescentes, para que luego en sus hogares realicen las acciones de limpieza correspondientes en aquellos lugares con sombra donde pudo haberse acumulado agua.

La semana pasada, el ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, lanzó las Semanas de Acción Contra los Mosquitos junto a las representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Maureen Birmingham, y de UNICEF para la Argentina, Florence Bauer, cuyo objetivo es sensibilizar a la población y promover acciones de prevención y cuidado en torno a las enfermedades transmitidas por el Aedes aegypti.

Durante un evento realizado en el predio ferial de Tecnópolis, los tres coincidieron en señalar que la manera más efectiva de proteger a la población contra el dengue, zika y chikungunya es mediante la eliminación de los recipientes u objetos, es decir, los potenciales criaderos donde los mosquitos pueden reproducirse en y alrededor de las casas, lugares de trabajo, escuelas y en la comunidad.

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.