Dos buenas propuestas en domingo: EL LABERINTO DEL CICLOPE presenta “Venecia” y “La casa de Bernarda Alba” con dirección de Irene Bazzano.

0

venecia-flyer-x2

EL LABERINTO DEL CICLOPE presenta “Venecia” y “La casa de Bernarda Alba” con dirección de Irene Bazzano.

 

En la ciudad de Buenos Aires funcionan cerca de 300 espacios teatrales donde se ofrecen en promedio unas 1.000 funciones semanales. El teatro off o independiente, de autogestión, o como quiera llamárselo, cuenta con salas de 30 a 300 localidades y produce “a pulmón” más del 80% de la cartelera teatral porteña.

El teatro comercial (aquel con más de 300 localidades) no corre tantos riesgos como pareciera, allí tratan de apostar a lo seguro y se nutren invariablemente de actores, actrices, directores, dramaturgos, escenógrafos, vestuaristas, sonidistas… nacidos todos  en el off. Es que la verdadera usina creativa está allí, es en el off donde se crea y se recrea, donde se agudiza el talento, donde nace lo nuevo, es allí donde el público descubre la verdadera alquimia del conjuro teatral, donde con poco o casi nada de recursos, amalgamados con mucho talento y creatividad, se hace arte lejos de las grandes marquesinas, de la fama y del dinero, sin más intención que brindarlo a un público que, muchas veces con su entrada no cubre siquiera los gastos mínimos de producción, pero llora y ríe, se nutre, se emociona y conmociona con el arte y deja el aplauso agradecido del final.

Uno de estos espacios queribles para los amantes del teatro es “El Laberinto del Cíclope” en Combate de los Pozos 550 (CABA) donde además de talleres para niños y adultos, nos ofrece una cartelera con la mirada puesta en los clásicos, los de siempre y los nuevos clásicos. Hoy, sobre su escenario se dan la mano Federico García Lorca con “La casa de Bernarda Alba” y Jorge Accame con “Venecia” ambas obras bajo la dirección de la talentosa Irene Bazzano, factótum de “El Laberinto del Cíclope” junto a actrices jóvenes que hacen sus primeras obras junto a otras de extensa trayectoria como Cristina Salleses que, además de participar en ambas propuestas de El Laberinto del Cíclope, nos ofrece su arte también en el escenario de IFT haciendo Brecht.

venecia-1

Tuve la suerte de compartir en “El Laberinto del Cíclope” una función de Venecia junto a su autor, Jorge Accame, a quién no hacía falta preguntarle nada, su cara de satisfacción, su sonrisa franca, eran más que elocuentes. ¿Cuántas funciones de Venecia habrá visto, Jorge? – No sé, perdí la cuenta – Es claro, Venecia es un fenómeno teatral y no voy a intentar marcar las causas que provocan tal fenómeno, basta con decir que lo es, que se ha aplaudido en todo el país, también en Uruguay, en Inglaterra, en España, en Francia…, la historia de La Gringa, una vieja prostituta ya ciega que regentea un prostíbulo en alguna localidad Jujeña y delira con viajar a Venecia, antes de morir, para encontrarse con un viejo amor. Un clásico ya que se disfruta siempre, aunque uno la haya visto varias veces, porque el teatro también tiene esa magia, los personajes nacen y renacen en cada función y nada es igual.

“Patio de vivienda precaria. Dos salidas: una a la calle; otra hacia el interior de la casa. La Gringa sale con su bastón y escapa a la calle. Marta sale a buscarla, la alcanza y la conduce adentro. La Gringa se resiste un poco, pero finalmente se deja arrastrar por Marta.”

 

Así inicia Jorge Accame el texto de Venecia, así él nos instala en el espacio y la situación dada. Y esto, en la inteligente puesta de Irene Bazzano, es aprovechado para ir ubicando al público, a medida que va llegando, en un patio real.

chica-del-2017

Allí los recibe un personaje agregado “Una chica del 2017” excelentemente llevado por la actriz Analía di Núbila Salerno, que interpreta a una prostituta más del prostíbulo de La Gringa, que con enorme simpatía, humor e inventiva, improvisa con el público, se saca una selfie, ceba mate y como una “trujaman” escénica hace posible la comunicación, en jujeño auténtico, entre el público y los personajes del prostíbulo de La Gringa.

En el patio se suceden todas las escenas previas al viaje. Luego, cuando se inicia el viaje a Venecia, el público acompaña trasladándose hacia el espacio escénico tradicional, ocupa la platea y desde allí vive las escenas más emotivas de Venecia.

la-casa-de-bernarda

También Irene Bazzano nos trae  “La Casa de Bernarda Alba” de Federico García Lorca en “El Laberinto del Cíclope” donde supera ya los 4 años de permanencia. Uno de sus aciertos es que Bazzano no busca remarcar el idiolecto de época para crear clima o reclamar legitimidad, acierta con un vocabulario justo y una dicción muy cuidada en las actrices.

El manejo que hace del espacio es otro acierto, considerando que debe poner 8 artistas en escena (más un músico bajo proscenio) en el pequeño escenario “a la italiana” de “El Laberinto del Cíclope” y resuelve con creatividad las entradas y salidas y dibuja, casi sin ninguna escenografía, el encierro y el ahogo de una casa sepulcral.

En “La Casa de Bernarda Alba” vuelve a destacarse Cristina Sallesses que se luce interpretando a Bernarda. Tiene una fuerte presencia escénica, conoce y maneja a la perfección las técnicas de expresión corporal y manejo vocal y sobre esto cimienta la impecable construcción de un personaje autoritario, egoísta y cruel, pero profundamente vulnerable al qué dirán.

poncia

Alicia Reilly es otra actriz de intensa trayectoria en el teatro off, que no desperdicia una línea de texto ni un silencio y le toca  interpretar el difícil personaje de Poncia.  Los “espadeos” verbales que sostiene con Bernarda, son exactos en tiempo, intención y modo en ambas actrices. Es que Poncia sabe todos los secretos mejor guardados de la casa y su discreción y disimulo resultan imprescindibles en el juego de las apariencias sociales, pero por otra parte, Poncia es la clara exponente de clase social más baja y es humillada permanentemente por Bernarda que busca reafirmar así su pertenencia a una clase social superior.

Dos clásicos, entonces, lo esperan a usted en “El Laberinto del Cíclope”. Los domingos a las 20.15 puede disfrutar de “Venecia” y si se llega dos horas antes, a las 18 hs del domingo, ingresará a “La Casa de Bernarda Alba” Le sugiero sinceramente que vea las dos en el mismo domingo, acérquese a Combate de los Pozos 550 (CABA) y pida un 2×1, va a ver que con una alta dosis de buen teatro en domingo, el lunes será menos lunes.

arte-club-22

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.