El Banco Ciudad de Buenos Aires valuará las obras de arte del Centro Gallego de Buenos Aires

0

Decenas de obras de arte que no están valuadas ni catalogadas conforman un “patrimonio olvidado” del Centro Gallego de Buenos Aires. Habla su interventor Moyano Barro.

El Centro Gallego y el Banco Ciudad de Buenos Aires firmaron un acuerdo para valuar, catalogar y patrimoniar las obras de arte de la mutual.

En virtud de este pacto, el Banco ya comenzó a retirar del edificio de la Av. Belgrano las obras, que mantendrá en custodia en depósitos especiales, mientras se valúan los cuadros, precisó el interventor del Centro, Martín Moyano Barro.

“La verdad –valoró Moyano– es que el Banco Ciudad es la única institución especializada en la materia que hay en Buenos Aires”. “Además, –añadió– da la casualidad de que la persona que va a catalogarlas nació en la institución”.

El dirigente explicó que cuando quedó al frente de la intervención, en abril de 2016, sólo encontró que había “dos listas de pinturas”: una hecha por el contador La Blunda, el anterior interventor del Centro, y otra hecha en la década de los 70 o los 80, “que no coinciden entre sí”. “Se cambiaron varias pinturas de lugar, posiblemente, –señaló– por  temor a que se pudieran dañar como consecuencia de conflictos sindicales”.

Sin embargo, Moyano sostuvo que estas listas no se pueden considerar catálogos porque no figuran en los balances, ni están valuadas.

3“Encontramos pinturas y documentos originales abandonados, deteriorándose. Muchos de ellos tirados en un ala sin terminar del edificio, expuestas a ratas, palomas, humedad y hongos, etc. Así que emprendimos la tarea de recuperar el lugar y poner en condiciones ese patrimonio”, contó el directivo.

Moyano Barro recordó también que encontraron en el Centro Gallego una caja fuerte en la que había anillos, collares, joyas, un reloj de principio de siglo y una lista en la que estaba todo anotado.

“Acá pateas una baldosa y te podés encontrar una platita guardada para cuando haga falta”, dijo y añadió: “La idea es dejarlo todo en los términos que tiene que tener una institución moderna del siglo XXI, con transparencia”.

El interventor informó también que van a patrimoniar algunas propiedades del Centro Gallego. En esta dirección, indicó que están en conversaciones con la cámara inmobiliaria de la Ciudad y que han pedido información al registro de propiedad del inmueble para poder sanearlas y patrimoniarlas.

Cuando finalice nuestra labor, a fin de año, serán las autoridades del Centro, una vez que estén en sus cargos, quienes decidirán lo que hacen con todo eso.

Cooperación bilateral

El interventor del Centro Gallego de Buenos Aires Martín Moyano Barro adelantó que le propondrá a los gobiernos de España y Galicia que en lugar de dirigir ayudas al Centro Gallego, las orienten a cubrir mediante un sistema de reintegro por prestación de servicios a españoles y gallegos adultos mayores que se atiendan en el hospital.

“No les pedimos que apoyen al centro con dinero –dijo– sino que protejan directamente al colectivo gallego de origen”.

En esta dirección, señaló que lo más sano para la institución no es recibir una cápita sino el reintegro por prestación de aquellos ciudadanos que sean gallegos de nacimiento. Moyano Barro sostuvo que “para adelante” la entidad puede “armar una cobertura” que les permita cubrir el alto costo. “Pero para atrás –apuntó– tendremos que resolver la situación de alguna manera” apuntó.

El tema, expuso Barro, es que el colectivo de gallegos mayores, socios del Centro, “es gente que ha quedado atrapada dentro de la mutual porque ya no se puede ir a ninguna obra social”. “Por eso nosotros lo que nos proponemos es darles cobertura profesional en los consultorios externos y farmacia y dejar el hospital del Centro Gallego para prestaciones de alta complejidad.”

Par el dirigente, el hospital del Centro Gallego “es una reliquia del sistema de salud”. “Es increíble que esté en funcionamiento porque tiene una organización previa a la creación de la seguridad social en Argentina. Increíble”, dijo, a la vez que aseguraba “es un monumento a lo que fue la prestación de salud comunitaria en Argentina, en la década de los años 20 y 30 del siglo pasado, en el país”.

Por último, señaló que van a pedir apoyo al gobierno español para digitalizar las enorme cantidad de archivos “de muchísimo valor” en papel. Esos archivos, concluyó, constituyen un fondo documental que forma parte  de la memoria histórica-social de la vida de los colectivos gallegos que se radicaron en la ciudad y el país, que es importante que no se pierda y que esté a disposición de todos los que quieran consultarlo.

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.