El Cervantes presentó su programación 2017 y los cambios estéticos y conceptuales que pretende Tantanian

0

tantanian“Queremos un teatro público a la altura de nuestro tiempo, que discuta los modelos dominantes, y se haga cargo de su especificidad: el lugar para que los artistas puedan trabajar desde la experimentación, el desafío, el riesgo y el error”

Alejandro Tantanian

 

En la tarde noche de ayer, acompañado por el Ministro de Cultura de la Nación Pablo Avelluto, el flamante director del Teatro Nacional Cervantes, Alejandro Tantanian, presentó la programación 2017ante una sala repleta de periodistas, artistas, directores y productores teatrales, junto  a las anteriores autoridades del teatro, Rubens Corea y Claudio Gallardou.

Avelluto, en una muy breve alocución, agradeció a Alejandro Tantanian que aceptara ser funcionario público, al tiempo que anunció que se ha abierto el llamado a licitación para restaurar la fachada del único Teatro Nacional Argentino; una puesta en valor postergada durante años.

Por su parte Alejandro Tantanian agradeció la prolija y dedicada transición de sus predecesores en el cargo, Rubens Correa y Claudio Gallardou, que al ser nombrados recibieron el aplauso sostenido de toda la sala a pleno. Es de destacar que la gestión de Correa – Gallardou se inicia en 2007 y se mantuvo junto a tres presidentes (Néstor Kirchner, Cristina Kirchner y Mauricio Macri) y a cuatro Ministros de Cultura de la Nación (José Nun, Jorge Coscia, Teresa Parodi y Pablo Avelluto) y que el Cervantes recibió en todo el 2007 a 5452 espectadores y en el año pasado 220.597. Por este y muchos otros logros, misión cumplida y altamente justificada la ovación para las autoridades salientes.

La nueva etapa que anunció Tantanian no es menos ambiciosa; “No quiero que este teatro nacional, que es el Cervantes, sea un museo, aspiro por el contrario a que sea un reflejo del presente y que, con suerte, funcione como un reloj que pueda mirar para adelante” – dijo el flamante Director y en otro momento de su discurso afirmó – “Concebimos el teatro público no como un servicio obligado a satisfacer una demanda preexistente, o que esté al servicio de determinada política oficial, sino como una institución que ofrezca a la ciudadanía expresiones artísticas en las cuales reflejarse o negarse, que discuta los modelos dominantes, que estimule la diversidad, que pueda transformarse en una plataforma para el desarrollo de nuevas asociaciones de artistas y públicos que piensen crítica y activamente su arte y su época.”

Y como el movimiento se demuestra andando, la programación anunciada es renovadora para la historia del Cervantes.  Tendrá una línea de largada que será el próximo sábado 4 de marzo con una acción denominada Integral Pavlovsky, que sucederá desde el mediodía hasta la noche para leer y montar parte de las más de 30 obras del psicoanalista, dramaturgo y actor que nunca fue representado ni actuó en el Cervantes y que también abrirá al público en esa jornada espacios como la sala de máquinas o la sala de maquillaje, en una acción que tendrá entre otros protagonistas a Ricardo Bartís, Luis Ziembrowsky, Luis Machín y Emilio García Wehb, Eugenia Alonso, Mirta Busnelli entre otros muchos lectores invitados, del “ritual poético que busca celebrar a una voz imprescindible de la historia de nuestro teatro”

También se anunció que lo que fue el exitoso Plan Federal, será reemplazado por un nuevo plan federalista que hará posibles producciones del Cervantes con actores y escenarios provinciales, denominado “El Teatro Cervantes – Teatro Nacional Argentino – Produce en el País” porque la nueva gestión “considera que el Cervantes no es un irradiador de saberes teatrales desde un imaginario centro a una imaginaria periferia; sino más bien un nodo en una compleja red de prácticas teatrales potenciales y reales”

Es de destacar también la inclusión en la programación 2017 de nombres como Copi, Spregelburd y Bartís. Y el mismo Bartis estará desde julio, al frente de un Laboratorio Creativo que buscará investigar en distintos campos teatrales inaugurando un proceso de experimentación y aprendizaje abierto.

Las nuevas autoridades también se proponen abrir sus puertas a la música y promover nuevas convocatorias para que el público se acerque a su teatro. Los cambios estéticos y conceptuales que se anuncian son prometedores; si logran plasmar lo que pretenden, serán 4 años felices para El Teatro Cervantes – Teatro Nacional Argentino –

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.