Falleció Eliseo Subiela

0

subiela

Gabriel Arbos, secretario de Acción Social de Directores Argentinos Cinematográficos (DAC), confirmó hoy la triste noticia del fallecimiento de Eliseo Subiela.

Pudo saberse también que la despedida de sus restos será mañana, entre las 11.30 y las 12.30 hs. en el cementerio Jardín de Paz de Pilar por desición de sus familiares.

Subiela sufrió un infarto en septiembre y a pesar de ello decidió embarcarse en un nuevo proyecto: la filmación de “Corte Final”, una película que iban a protagonizar Miguel Angel Solá y Selva Alemán.

Había nacido el 27 de diciembre de 1944 en la Ciudad de Buenos Aires y pasó su infancia en la zona de Las Cañitas, en el barrio de Palermo. Se recibió de bachiller en el colegio Nicolás Avellaneda y estudió Letras en la Universidad de Buenos Aires y la carrera de Cine en la Escuela de Cine de La Plata.

A los 17 años filmó su primer corto, “Un largo silencio”, con el que gana el primer premio internacional en el Tercer Festival de Viña del Mar, en 1965.

Durante su juventud militó políticamente en la Juventud Peronista y en 1969 conoció a Mora Moglia, con quien tuvo tres hijos: Guadalupe, Eliseo Ignacio y Santiago. Ese mismo año filmó su primera película “Argentina, mayo del 1969, los caminos de la liberación”, que nunca se estrenó.

De su extensa filmografía puede verse en Internet  No mires para abajo es una película argentina dramática-erótica y surrealista de 2008 escrita y dirigida por Eliseo Subiela y protagonizada por Antonella Costa, Leandro Stivelman y Hugo Arana. La música del film fue compuesta por Pedro Aznar.

Eloy es un joven de diecinueve años que trabaja como repartidor en un negocio familiar de fabricación de lápidas y figuras ornamentales para sepulturas en un cementerio de la localidad. Sensibilizado por la muerte de su padre, Eloy comienza su camino hacia la experiencia del mundo adulto, al mismo tiempo descubre que padece de sonambulismo.

Una noche de verano durante una de sus caminatas por las terrazas de su vecindario, cae por una claraboya y despierta en la cama de Elvira, que está de vacaciones en la ciudad, en la casa de su abuela. Pronto entablarán una relación dominada por intensas sesiones de sexo tántrico en las que Elvira inicia a Eloy, permitiéndole acceder a experiencias y sensaciones hasta ese momento desconocidas para el muchacho.

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.