Ides Kihlen: La centenaria artista exhibe “Todo el siglo es carnaval” en el Museo de Arte Moderno

0

ides

Ides Kihlen tiene 100 años y no deja de pintar. Trabajos suyos, nunca antes exhibidos, pueden verse ahora en el Mueso de Arte Moderno hasta el 20 de febrero.

“Cuando dejé de tener maestros, llegó lo mejor que hice. Empecé a pintar pura esencia, algo que tenía adentro”. 

Ides Kihlen tiene 100 años y no deja de pintar.  No expuso hasta el año 2000, cuando un galerista llevó sus trabajos a ArteBA. Fue un éxito inmediato de ventas. Ides Kihlen ya contaba con 83 años. Luego expondría en ciudades como San Pablo, Sidney y Madrid. Trabajos suyos, nunca antes exhibidos, pueden verse ahora en el Mueso de Arte Moderno hasta el 20 de febrero.

Todo el siglo es carnaval, son casi 100 obras, pinturas y collage, que el equipo curatorial del museo eligió especialmente en el taller en el que la autora trabaja desde hace 60 años en Recoleta.

ides-2

Ides Kilhen combina ritmos de formas abstractas con un repertorio personal de figuras geométricas, números y notas musicales. La potencia de su trabajo se encuentra en ese diálogo constante consigo misma y en su incansable pero festiva labor a lo largo de todo un siglo.

A lo largo de su vida, Ides Kihlen ha reimaginado las posibilidades de la pintura. Desandó los códigos académicos aprendidos en la Escuela de Artes Decorativas de la Nación, donde estudió bajo la dirección de Pío Collivadino. Interesada por las búsquedas abstractas, entabló diálogo con Emilio Perotutti, Juan Batlle Planas y Kenneth Kemble, a cuyos talleres asistió en distintos momentos de su vida. Como Kandinsky, Paul Klee o Xul Solar, incorporó musicalidad y sonoridad a su obra.

En la obra de Kihlen, los elementos de la abstracción lúdica se conjugan con guiños de figuración que remiten al imaginario de la infancia, el juego y la música: banderines de circo, payasos, lunas, soles, barcos y peces, realizados con líneas que se abren y que dan lugar a un juego en el que la artista resuelve detalles de la figura con recortes y lentejuelas. El juego no aparece solamente como objeto de representación, sino también como un proceso de trabajo intuitivo y experimental que, en sus obras, equivale a la innovación, a la exploración de límites y a la fusión de las artes. Como reconoce la artista, su interés radica específicamente el proceso creativo y en la acción misma del pintar.

portal-curaduria

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.