Invertir en Arte Argentino; una opción al alcance de cualquier ahorrista.

0

invertir-en-arte-1No es absolutamente necesario ser un experto para realizar inversiones en piezas de arte; sí hay que saber que es una inversión variable y que por eso funciona mejor a largo plazo. La volatilidad en los precios de las obras de arte es mucho menor ante situaciones mundiales de crisis, lo que lo convierte en una buena opción para quienes buscan una diversificación que no se vea afectada por variables comunes.

Las casas de subastas ofrecen asesoramiento y tasaciones confiables. Las más importantes del mundo, como Sotheby’s que realiza subastas en Londres, Nueva York, Hong Kong, París, Ginebra, Milán, Ámsterdam, Doha, Zúrich y Toronto, tienen su representante en Buenos Aires.

En CABA el Banco Ciudad presenta subastas muy importantes en su Auditorio Santa María de los Buenos Ayres, ubicado en la calle Esmeralda 660. Las casas de subastas locales privadas también ofrecen tasaciones, asesoramiento y oportunidades de compra muy interesantes. Desde luego que usted puede comprar alguna pieza, no en subasta, sino directamente al artista que expone en el ámbito local en un trato personal y en mejores condiciones sin pago de comisiones. Siempre es aconsejable  ir a museos, asistir a ferias locales e internacionales, leer, investigar en Internet para conocer más profundamente cuando y en qué invertir.

Es un momento en que las piezas de nuestros artistas logran valores en subastas internacionales cada vez más importantes. En los remates denominados de Arte Latinoamericano, generalmente hay un predominio del arte mexicano, pero la tendencia poco a poco va cambiando y ya un 10% de las obras presentadas en importantes subastas en el mundo pertenecen a artistas nacidos en nuestro país.

copa-azul-emilio_pettoruti

“La Copa Azul” de Emilio Pettoruti

Entre las obras de artistas argentinos los mejores resultados son para piezas de Pettoruti; Berni, Seguí, Quinquela Martín y Molina Campos. Hace muy pocas semanas atrás, “La Copa Azul” un óleo sobre lienzo de Emilio Pettoruti del año 1939, alcanzó un valor de USD 225.000 cuando las estimaciones más optimistas no superaban los USD 175.000. Esta misma pieza fue rematada en el mercado local en abril del 98 a mucho menos precio y durante esos 18 años nunca perdió valor, siempre fue en ascenso, y es que una correcta inversión en piezas de arte nunca defrauda al inversor.

Las nuevas tecnologías facilitan tanto la compra como la venta y en el mercado local hay importantes subastas de las que se puede participar en forma presencial o a distancia. Para vender piezas de arte, puede pedir tasación en el domicilio del vendedor o bien, enviando una fotografía puede obtenerse una primera tasación.

Antes de hacer su primera compra en alguna subasta, es recomendable que asista a otras sin comprar nada, simplemente para entender la mecánica de la subasta. Las obras se exponen durante semanas anteriores para que cada comprador pueda apreciar mejor cada pieza ofrecida y, si lo desea, pueda hacer una “oferta bajo sobre” es decir la oferta máxima que está dispuesto a pagar, es por escrito, confidencial y a su nombre. Cuando la pieza se subaste, un empleado de la casa de remates pujará como si usted estuviese en la sala tratando de superar a los demás postores pero hasta el límite “secreto” por usted indicado.

Si asiste a una subasta verá que, habitualmente, cada oferente levanta su mano hasta lograr que el martillero admita su oferta. Cuando solamente queda una mano levantada, el martillero baja el martillo y declara vendido el lote. Una vez adquirido el lote un cobrador se acerca, le solicita al oferente los datos y el 30% del valor de compra en concepto de seña, más la comisión que cobra la casa de subastas, previamente anunciada.
invertir-en-arte-pie-de-nota

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.