La Librería Adán Buenosayres no se convirtió en cooperativa y hay indicios de estafa

0

adanbuenosayresHace poco más de un año,  la noticia del cierre definitivo de la emblemática librería Adán Buenosayres de Av. Corrientes 1671, movilizó a la prensa y a los amantes de la cultura. Hoy,  14 meses después, hay indicios que todo termina siendo una gran estafa.

La noticia del cierre definitivo de la emblemática librería Adán Buenosayres de Av. Corrientes 1671, en junio del 2016, motivó una alarma en todo el mercado librero y cultural y fue el disparador de una gran venta solidaria y espontánea, donde centenares de compradores se volcaron a sus escaparates para hacer una compra que ayude para pagar, al menos, los alquileres y sueldos de los empleados adeudados.

En esa movida solidaria la fila de gente esperando  para comprar al menos un libro o dos, superaba los 100 metros y recaudó Adán Buenosyares cerca de 5 millones de pesos en menos de 5 semanas. Esto motivó que inmediatamente después, su propietario David Esteban De Vita (en verdad se trata de una SRL) anunció en su cuenta de facebook y a los medios de prensa que Adán Buenosyares finalmente no cerraría sus puertas y se convertiría en una cooperativa de trabajo:  “Esta etapa de construcción demanda que nos despojemos de los sayos de misas anteriores para crear la nueva liturgia” (…)  “La decisión está tomada. Adán Buenosayres Libros será un espacio más de la economía social. Daremos en adelante los pasos que sean necesarios para convertirnos en una cooperativa de trabajo. ¡Adán Buenosayres no cierra!”

devita-con-filmusSe hicieron las inscripciones necesarias para conformar la cooperativa con los trabajadores, lo que no es un trámite expedito y demora varios meses, durante ese largo tiempo los empleados siguieron trabajando, según afirman,  cobrando un salario mínimo, y De Vita siguió al frente de la SRL, cuando debía renunciar a ella para que la cooperativa pudiera constituirse, como él mismo había afirmado y firmado en los pedidos de constitución de la cooperativa. Hace muy pocas semanas se vio a Daniel Filmus visitando la librería y De Vita (en la imagen de brazos cruzados frente a Filmus) le manifestó que esperaba que la cooperativa se constituyera pronto.

Pocos días después, cuando los empleados se enteraron que la cooperativa no se conformaba porque la SRL no se extinguía, De Vita se violentó con ellos y cobró, sin informar a sus empleados, un importante anticipo por la venta del fondo de comercio a otra librería importante de la Av. Corrientes y desapareció del local.

Hoy hay una mesa de trabajadores en la vereda de la librería, “custodiando” que De Vita no se lleve los libros que quedan en stock y vendiendo libros que le dona la gente para poder comer a la espera que la justicia intervenga y respalde sus derechos.

Un muy triste final para una emblemática librería de Buenos Aires que la justicia aún está a tiempo de salvar.


arte-club-22

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.