LA MÚSICA DEL VIENTO Una recomendable propuesta de Merceditas Elordi

0

la-musica-del-viento-desiertoLA MÚSICA DEL VIENTO, con dirección y dramaturgia de Merceditas Elordi, se presenta con una muy buena respuesta de público, en Patio de Actores de Lerma 568 (CABA) Sábados a las 20 hs, con las destacadas actuaciones de Sofía González y Patricio Paz.

 

Una inteligente comedia romántica, contada a través un amplio abanico de emociones humanas: el miedo, la soberbia, la ira, la indiferencia, la desesperación, la valentía, el amor, la generosidad.

Julia es una joven investigadora científica dedicada al trabajo académico. Para acceder a su doctorado realiza su primera salida de campo para recolectar muestras de suelo en un lugar del desierto de Atacama, en la puna jujeña. La acompaña Pedro, un joven vaqueano conocedor del mundo natural, quien será su guía y protección durante el tiempo que lleve la travesía. Los desencuentros entre dos culturas, dos formas opuestas de ver el mundo, los llevan a vivir una situación límite donde el mayor conflicto se manifiesta con el ambiente y donde el amor nace de la diversidad.

Por Roberto Famá Hernández

Miembro de la Asoc. Arg. de Invest. y Crítica teatral

la-musica-del-viento-juntos

LA MÚSICA DEL VIENTO cuenta una historia que nos permite varias lecturas; lo individual espeja metafóricamente lo social y, precisamente por eso, es mucho más que una historia de amor bien contada; es una inteligente manera de mostrarnos el cruce entre dos culturas, entre dos saberes, con sus miradas diferentes sobre la naturaleza y también sobre el amor y los deseos. ¿Podemos escuchar al otro o sólo sabemos oír nuestro propio ruido interior? ¿Podemos entendernos como pertenecientes a la tierra o sólo queremos entenderla para poseerla? El mundo de un hombre simple, curtido por el desierto, que conoce la sabiduría ancestral de la naturaleza y que se encuentra con el mundo de una mujer estudiosa de la ciencia, que intenta cubrir con arrogancia sus miedos, incertidumbres y debilidades. El tratamiento que hace Elordi del texto con oportunas pinceladas de humor, el acertado manejo de los tiempos escénicos, la recreación teatral del medio en el que transcurre y las excelentes actuaciones de Sofía González y Patricio Paz hacen la magia.

Para conocer un poco más del proceso creativo que transitó la obra, entrevistamos a su autora y directora y esto es lo que hablamos con Merceditas Elordi:

 

¿Cómo nace en vos, más que la idea, la necesidad de contar esta historia?

Yo digo que todas las historias tienen algo de singular y lo singular está en el universo personal; seguramente hay mucho mío, porque yo soy bióloga, dejé de ejercer hace ya un tiempo largo, pero viví el mundo del trabajo científico, de la competencia, las ambiciones, donde no hay tregua ni posibilidad de descanso alguno, cuando a los 30 años ya estás grande para pedir una beca y hay toda una serie de condicionamientos que son muy feroces y esta historia surgió cuando estaba haciendo un trabajo de taller y quería buscar un lugar no convencional donde jugar una escena y me apareció este espacio y la posibilidad, luego, de cruzar dos culturas, de dos formas de mirar el mundo, que a veces, por estar tan metido en su mundo, se es incapaz de ver con los ojos del otro.

Este personaje que va a buscar el núcleo, la esencia de una naturaleza que, en verdad, desconoce por completo.

Es algo que suele suceder en el ambiente académico, a veces, el trabajo de campo es una parte más de la investigación y a veces se estudia mucho en los libros pero cuando nos encontramos en el mundo natural, nos enfrentamos contra variables, con otras cosas y que hay que vivirlo como el mundo se nos presenta y no como está en los libros. Tiene que haber un lugar de respeto por ese mundo, por las culturas, por las creencias. A veces por pertenecer a determinado grupo social o cultural, uno se siente que está por encima de otros grupos sociales, o de otras profesiones.

Una vez que tenías ya el texto, ¿cómo elegiste el elenco? Porque diste con dos intérpretes que se conectan muy bien.

la-musica-del-viento-juntos-byn

A Patricio lo vi haciendo “Pobrecito” que es una obra de Mariano Moro, sobre la vida de San Francisco de Asís, que estuvo en el teatro El Tinglado pero también en Mar del Plata; yo también estaba con una obra en Mar del Plata, y lo conocí, me encantó su trabajo, ahí nos cruzamos, vi su reel, y como es tucumano conoce muy bien el norte argentino  le acerqué tímidamente la obra porque no estaba aún terminada de escribir, estaba muy avanzada pero no la había terminado, y como él ya había visto otra obra mía que yo dirigía, me acepto la propuesta y me sentí muy honrada porque vi en él un actor impresionante. A Sofía yo la conocí haciendo un seminario con Alezzo, donde habíamos hecho una escena juntas y cuando llegó el momento de elegir quién haría el personaje femenino, busqué entre las actrices jóvenes que yo conocía quienes daban mejor con el perfil e hicimos una audición; después optamos por ella porque era con la actriz que Patricio, justamente, tenía más comunicación en escena y, además, Patricia desde un inicio se mostró con mucha disposición, mucha energía, le gustó mucho la obra y tenía muchos deseos de hacerla porque era un mundo que ella quería explorar y eso estuvo tan manifiesto que enseguida arrancamos.

Me decían que lo resolvieron en 3 meses de ensayo, ¿fue así?

Sí, pero fueron 3 meses de gran intensidad, mucho ensayo, muchas horas, tres encuentros semanales de tres horas de ensayo de actores, después la integración de luces, escenografía, música y todo fue muy intenso y lo seguirá siendo, porque no dejamos de trabajar, de ajustar, para que todo funcione como queremos.

Es una obra compleja para lograr recrear teatralmente el ambiente en el cual sucede y lo has resuelto muy acertadamente, con el manejo del espacio, con una escenografía estática pero que se complementa con una puesta de luces dinámica que le da los cambios precisos y con una sonoridad de la escena, que también marca adecuadamente el choque de estas dos realidades culturales. ¿Todo eso lo diseñaste sobre los ensayos o lo tenías pensado al cerrar el texto?

Sí, es una obra compleja para resolver; espacio, escenografía, iluminación, todos se presentaba como un gran desafío, pero yo cuento con una persona que es arquitecto, que es escenógrafo y que, además, es mi marido y en todos mis proyectos teatrales él me acompaña, trabajamos juntos, armamos un equipo creativo; yo le propongo algo y él sabía ya, desde un principio, que la historia transcurre en el desierto e inmediatamente me dijo como hacerlo. Y vos viste lo que es,  es increíble cómo está hecho y todo hecho por él. El diseño de luces lo hicimos juntos teniendo en cuenta esto del paso de las horas, del día y la noche, del atardecer y de generar todos los climas. Es el deseo de todo el equipo, lograr que el espectador se traslade por un momento, por los colores, por lo que ve, por la sensación del calor, del desierto, la falta de agua, la música, que todo ese conjunto lo traslade a ese mundo, que puedan ver el firmamento de Atacama que es el más lindo del mundo y en eso trabajamos y a mucha conciencia, para que el clima y todo lo que a estos personajes les sucede sea muy verdadero, más allá de que no es una obra  naturalista, pero sí tenemos la intención puesta para que se sienta que está ocurriendo de verdad.

 

Y lo logran sobradamente, por eso le recomiendo que se encuentre con esta historia, la cita es un coqueto e íntimo espacio teatral, en Patio de Actores, de Lerma 568, donde se puede compartir un buen café con amigos; si la deja pasar, no me diga después que no le avisé.

la-musica-del-viento-flyer

 

Ficha técnico artística
Dramaturgia:
Merceditas Elordi
Actúan:
Sofía Gonzalez, Patricio Paz
Escenografía:
Edgardo Aguilar
Iluminación:
Edgardo Aguilar
Diseño de vestuario:
Edgardo Aguilar
Ilustrador:
Edgardo Aguilar
Diseño gráfico:
Paula Carranza
Asistencia de dirección:
Lucía Cibini
Prensa:
Mariano Casas Di Nardo
Dirección general:
Merceditas Elordi

 


arte-club-22

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.