Los acuarios ayudan a quienes padecen estrés, ansiedad, o depresión

0

Los acuarios mejoran notablemente la presión arterial, el ritmo cardíaco y calman la ansiedad de quien los observa

acuariosEl ser humano ha evolucionado y no sólo no nos vemos como seres marinos, sino que hasta pareciera ser que no tenemos nada que ver con los ecosistemas acuáticos y centramos toda nuestra atención en la riqueza y variedad de las formas de vida, que consideramos más propias, dentro del ecosistema terrestre.  Pero lo cierto es que dependemos estrechamente de los ecosistemas acuáticos, al punto tal, que requerimos siempre agua limpia para nuestra subsistencia.

Es que para la mayoría de las personas las experiencias de contacto directo con la naturaleza en el medio acuático, es mucho menos frecuente que aquéllas relacionadas con visitas a bosques, montañas, selvas, desiertos y otros lugares. Incluso cuando nos encontramos a la vera de arroyos y lagunas o frente al mar, es factible que la mayoría de las formas de vida acuáticas sean ignoradas por nosotros, no las vemos a simple vista y entonces es como si no existiesen.

Muestra mirada cambia cuando podemos observar acuarios, cuanto más grandes y diversos, más nos asombra ese ecosistema que parece tan ajeno pero que en verdad es tan cercano como el aire o la tierra.  Pero ahora, parece ser que observar atentamente el mundo acuático mejora nuestra calidad de vida. Expertos de las universidades de Plymouth University y Exeter de Inglaterra,  y el National Marine Aquarium, analizaron las respuestas físicas y mentales de las personas mientras miraban un acuario de 550.000 litros con diferentes cantidades de peces de muy diversas especies y se comprobó que las personas pueden experimentar mejoras en su bienestar físico y mental.

El National Marine Aquarium es el mayor acuario marino del Reino Unido y fue construido sobre terrenos ganados al mar en la ciudad de Plymouth , Inglaterra , en el puerto de Sutton , en  1998, con fines de investigación, educación y conservación.  Deborah Cracknell, es su investigadora principal y es la autora del estudio y cree que es un primer paso importante en la comprensión de estas influencias: “Los acuarios y exposiciones de peces se asocian a menudo con la intención de calmar a los pacientes en los consultorios médicos y salas de espera dentales. Este estudio, por primera vez, proporciona una evidencia contundente de qué ‘dosis’ de exposición a estas imágenes bajo el agua podrían tener un impacto positivo en el bienestar de las personas”.

El equipo encontró que las personas experimentaban reducciones notables en la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Además, un mayor número de peces ayudaron a mantener la atención de la gente durante más tiempo y a mejorar su estado de ánimo ya que la observación de la vida acuática proporciona efectos calmantes en las personas.

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.