Los ajustes en Cultura de Nación están paralizando a los Organismos Estables

0
cultura-recortadaLa Banda Sinfónica de Ciegos debió suspender una función en la Universidad de La Matanza porque no había flete disponible para cargar los instrumentos. El Ballet Folklórico Nacional funciona sin director ni subdirector a cargo, ni ayudante femenino, desde hace más de un año y los artistas deben pagarse los insumos. Se suspenden giras y se programan cada vez menos conciertos y presentaciones para los 9 Organismos Estables.

 

Hace poco más de un año, en mayo de 2016, al presentar el Ministro Avelluto la actividad 2016 de los Organismos Estables de la Nación, subrayó que “detrás de cada organismo hay una historia y un compromiso con el arte, y nosotros queremos darle relieve a todo ese tesoro”. Catorce meses después, la realidad es que el tesoro del que hablaba está hundiéndose en las profundidades burocráticas, de una administración que, por desidia o inoperancia, no ha podido siquiera cubrir los cargos vacantes, que recorta cada vez más un presupuesto exiguo y que, lejos de hacer una política cultural federal, suspende giras, cancela presentaciones y las pocas que hay son, en su mayoría, gestionadas por los mismos artistas y en la Ciudad o Provincia de Buenos Aires.

El pasado domingo 9 de julio, el Ballet Folklórico Nacional cumplió 27 años de su fundación, pero en este aniversario no participó de los festejos oficiales en Tucumán por la independencia patria, por nos disponerse así en el presupuesto, no obstante,  se presentó en el Teatro Municipal de Quilmes donde se leyó al público asistente una declaración donde dieron a conocer la difícil situación por la que atraviesa el Organismo, aquí el audio:

No obstante la claridad y contundencia del comunicado, pedimos a un referente del Ballet Folklórico Nacional algunas precisiones más y en cuanto a que trabajan sin director ni subdirector ni asistente femenino, esto es lo que nos dijo:

“La situación viene desde hace casi dos años. El concurso se debería haber realizado a mediados del 2015 para designar el equipo directivo de director y subdirector y un proyecto nuevo para el ballet. El concurso nunca se realizó. Con el nuevo gobierno se extendió una prórroga de un año al director anterior. Vencido el plazo, desde diciembre del año pasado nos quedamos sin director y como el concurso aún no se ha dado, seguiremos lo mínimo 5 meses más en la misma situación. En medio de esto, la asistente femenina ganó un concurso en el Ballet de Salta y renunció, de modo que ese cargo tampoco se cubrió. Nos hacemos cargo nosotros de las actividades propias de dirección”.

Respecto a los insumos nos confirmó que:

 “entre todos nos hacemos cargo de comprar telas, sombreros e insumos, y  los técnicos arreglan en sus casas los materiales ya que no hay presupuesto para el ballet”

Consultado sobre las funciones canceladas o no programadas nos dijo que:

” Algunas se han cancelado, pero lo peor es que directamente casi no se han programado; en lo que va del año vamos apenas con 4 funciones, lo que es totalmente escaso, porque en años anteriores hemos hecho un promedio de 60 a 70 funciones. La programación se hace de un año para el otro, el año anterior ha sido pésima la gestión y casi no han programado nada para el ballet y lo poco que hay es generado por el propio ballet. Hay un recorte de presupuesto y para ellos somos un gasto”.

Cuando le preguntamos sobre que medidas piensan tomar de aquí en más aseveró que:

Nosotros no pensamos suspender ningún ensayo ni mucho menos ninguna función; somos conscientes del rol que debemos cumplir en la sociedad y lo vamos a respetar. Tratamos de manifestarnos de todas las maneras posibles y el jueves 13, a las 12 hs, vamos a bailar un pericón en las puertas del Ministerio, pero sin suspender ninguna actividad, seguiremos bailando para la gente, porque entendemos que lo peor es parar nuestra actividad, sería perjudicial para la sociedad y también para nosotros.

Como evidentemente no se trata de un problema exclusivo con el Ballet Nacional, quisimos consultar a otro referente, en este caso de la Banda Sinfónica de Ciegos, un Organismo que es orgullo cultural argentino, por ser la única agrupación sinfónica de estas características en el mundo y que el pasado sábado 8 de julio debió suspender a última hora, una función programada en la Universidad Nacional de la Matanza, por no contar con algo tan mínimo como el flete y la logística necesaria para trasladar los instrumentos.

Sobre el problema que sufren los Organismos Estables nos recordó que todos los organismos dependen de la Dirección de Organismos Estables y que se tardó mucho desde el cambio de gobierno en armar el equipo y a fines del año pasado cambió nuevamente la gestión y que, la actual gestión del Ministro Avelluto,  sufrió en total no menos de tres cambios de equipo y que todos los temas pendientes de solución que tienen los Organismos vuelven a cero con cada cambio de autoridades y en cada cambio plantean un nuevo recorte presupuestario. Que esto implica menos giras, menos conciertos, no poder llegar a la gente y se cae lo federal que debe cumplir el organismo.

La Banda Sinfónica Nacional de Ciegos cumple en este 2017, 70 años de su creación y no tiene programada ninguna función de gala como se merece y las pocas funciones programadas son gestionadas por los mismos artistas.

Es necesario que el Ministro Avelluto disponga inmediatamente todas las medidas necesarias para solucionar este enjambre burocrático y presupuestario, porque los Organismos pertenecen al pueblo de la Nación, son el espejo donde su cultura se refleja y debe ser absolutamente federal y de calidad, como bien dijo el propio Ministro, en mayo del 2016, en este vídeo de archivo:

 


 

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.