Pequeños Artistas con Capacidades Diferentes

0
san-juanSe llama Norma Alba, ella no es artista plástica ni tampoco profesora dedicada a las artes plásticas. Es maestra de educación especial, jubilada con más de 25 años de servicio. Pero, asidua asistente a talleres de artistas locales, le gustó la idea de enseñar arte a niños con capacidades diferentes y armó su taller escuela en el garage de su casa.

Exposición en Banco Nación – San Juan

Así, Norma Alba se puso al frente del Taller Pequeños Artistas, desde hace tres años en el garage de su casa que convirtió en un atelier,  donde recibe chicos con diferentes problemáticas y complejidades. En un promedio de 4 a 12 años, los niños van a aprender a pintar y con muy poca edad comienzan a dominar técnicas en acrílico y también en óleo, que lleva un grado de dificultad considerable. Las clases, comprenden a 8 chicos cada dos horas.
“Trabajé toda la vida con niños especiales. Al chico hay que tenerle paciencia, la experiencia es fantástica, el niño es dúctil, absorbe todo, tiene una imaginación y una energía creativa muy fuerte, cosa que los adultos no tienen”, dijo Alba a DIARIO DE CUYO. “Empiezan con acrílico. Luego, una vez desarrollados los conocimientos y competencias, pintan con óleo. También lo impartido es adecuado a las capacidades de cada chico”, agregó la mujer, que en estos momentos tiene unos 20 alumnos de entre 8 y 12 años pintando con óleo. “Aquí les enseño el control del pincel, la combinación de colores, el control de límites; hacen paisajes y motivos muy llamativos”, detalló la maestra.
La producción de este taller ha captado la atención de varias instituciones. A fines de octubre pasado, se llevó a cabo la primera instalación pictórica en la sucursal del Banco Nación; y ahora, tendrán la oportunidad de exhibir -hasta el 15 de diciembre- alrededor de unas 80 obras en el foyer norte del Auditorio Victoria. Y ya tienen reservado el espacio para exponer, previsto para mayo del año que viene, en la sala de la Biblioteca Sarmiento Legislador.

Aunque con una larga carrera como docente, Norma sigue sosteniendo que la vida le marca que todo es un proceso de aprendizaje y más cuando viene de sus alumnos. “Tengo un dicho: cuando uno es docente no sólo enseña, sino que aprende más de lo que enseña. El niño es un espíritu sano, que me enseña mucho más a mí que lo que yo puedo enseñarle a él”, concluyó.

alba

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.