PROFUNDAMENTE: Comedia neo grotesca irreverente y humana.

0

 

foto-todos1

PROFUNDAMENTE:  En Sunchales, provincia de Santa Fe, seis personajes son atravesados por una supuesta pandemia de un virus por lo que se entrelazarán distintas historias que pondrán en juego pasado y presente, amores y odios, y transformarán definitivamente a cada uno de los protagonistas.

 

 

El Dr. Rivas, eminente médico sanitarista viaja a Sunchales, provincia de Santa Fe, a dar una charla preventiva sobre una pandemia que está asolando a toda la región. Allí conoce a Nora Zorrilla, semióloga y agente de policía, de quién se enamora perdidamente y por quien cambiará, de manera drástica, su vida. Mientras tanto, Alejandro, su joven médico ayudante, descubre, casi por azar, el primer caso de contagio del virus letal que los llevó hasta esa pequeña ciudad provinciana y decide comprometerse sin concesiones en esa batalla desigual. A partir de este encuentro entre los médicos, Nora Zorrilla y la familia de Silvita, la joven afectada por el virus, se entrelazarán distintas historias que pondrán en juego pasado y presente, amores y odios y transformarán definitivamente a cada uno de los protagonistas de esta historia sencillamente humana… profundamente humana.

Nos dice Sergio Lobo, Autor y Director de la obra

Profundamente es una obra anclada en la actuación. El contexto planteado, un pueblo de la provincia de Santa fe, no obedece, de ningún modo, a una vocación testimonial o sociológica sino a la necesidad de un sencillo soporte para lo que se intenta, desde el humor, poner en juego: la irreductibilidad de lo ideológico-cultural (en el sentido más amplio) y algunas de sus posibles consecuencias: tensión, confrontaciones, nuevos sentidos. Sunchales favorece, por su condición de Capital nacional del cooperativismo, aunque más no sea en lo nominal, la posibilidad de fantasear con descendientes de aquellos viejos universalistas: socialistas, anarcosindicalistas, inmigrantes republicanos, en fin, el sedimento de las luchas sociales en nuestro país, del cual, Mónica, uno de los personajes centrales, se siente heredera. Y, en este sentido, su carácter de pueblo chico, permite que estigmatizaciones y confrontaciones se presenten en forma palmaria, muchas veces con ribetes grotescos. Por otra parte, posibilita poner en juego el siempre vigente contraste entre la cosmovisión de los habitantes de la gran ciudad, en este caso Buenos Aires, y la de los pequeños pueblos del interior. De allí que, con cierta arbitrariedad de todos modos, la obra transcurra en Sunchales.  Así, el pueblo, sus sitios, los interiores, los patios, las calles; en su realización, serán simplemente citados con elementos visuales, escenográficos y sonoros puntuales pero, de ningún modo, recreados rigurosamente porque, insistimos, nuestra propuesta se apoya en el actor y sus posibilidades dramáticas para plasmar escénicamente las dinámicas del texto.

foto-en1

Obviamente el contexto afecta con su particularidad al resto de los elementos dramáticos y no es nuestra intención pasarlo por alto. La particular textura de una noche calurosa en un patio provinciano tiene especial valor para la primera escena en donde se anuncia la peste, y en ese valor será tratada sonora y visualmente. Del mismo modo, el comedor de la casa de Mónica, deberá reflejar cierta inercia pueblerina, cierto detenimiento del tiempo en claro contraste con la historia y el carácter decididamente combativo del personaje y para ello nos valdremos del diseño escenográfico adecuado. Pero, los elementos escenográficos, el diseño sonoro y de iluminación y la puesta en escena en su conjunto será planteada solo en función del trabajo del actor en escena y ese será su desarrollo y su límite.

Si bien la obra, por sus características podría inscribirse en lo que se ha definido como neo grotesco argentino, no nos proponemos ajustarnos estrictamente a ningún género específico. Conscientes de las permanentes reformulaciones que se producen en el teatro de nuestros días, producto de la más variadas búsquedas, de destituciones, revalorizaciones y fusiones diversas, de las que también nosotros, de algún modo participamos, preferimos entregarnos al material en el aquí y ahora y dialogar francamente con él, sin otro propósito que el de alcanzar su máxima productividad estética, independientemente del género al que finalmente pudiera pertenecer.

En Profundamente la omnipresencia de una supuesta epidemia fuerza la emergencia del sustrato ideológico que determina a todos los personajes de un modo tan paradójico y brutal que no puede producir otra cosa que humor; sarcástico y cruel, como sucede en la tradición del humor argentino, pero humor al fin.

Sergio P. Lobo

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.