3ª Temporada de “Separarse de uno mismo” Atractiva propuesta en Teatro La Ranchería

0
separarse“Separarse de uno mismo” Una atractiva propuesta, de comedia dramática, que en su tercera temporada sube a escena, los jueves a las 20 hs en Teatro La Ranchería. 

Por Roberto Famá Hernández

Miembro de AINCRIT

 


 

Nuestro teatro independiente es una usina extraordinaria, que genera el 80% del teatro que hay en la cartelera porteña y recibe menos del 8% del total de los espectadores. Tanto el teatro oficial como el comercial se nutren del teatro independiente; pero es allí, en el off,  donde se puede experimentar, crear y recrear y es donde se cultiva ese teatro con brillo propio,  desde el texto hasta la puesta en escena, que el público más agradece cuando tiene oportunidad de descubrir esos trabajos. Una de esas oportunidades de disfrutar de buen teatro, se la brinda hoy  “Separarse de uno mismo” una comedia dramática de Fernando Salvucci que, con dirección de Susana Moscciaro, inicia su 3ª temporada en Teatro La Ranchería y que desde este medio le recomiendo que no la deje pasar.

La escena nos ubica en el living de la vieja casa paterna de Oscar y Julio; dos hermanos que no se ven desde hace años. Ya han fallecido sus padres y, terminado el juicio sucesorio, Julio, acompañado de su pareja Carolina, llega hasta ese living para comunicarle a Oscar su intención de vender la casa, pero Oscar tiene otros planes muy diferentes. Discutir un presente, para proyectar cada uno su futuro, los llevará, inevitablemente, a mirar hacia el pasado.  Los fantasmas no tardan en aparecer, los tres personajes tienen algo de lo que deberán separarse; historias, miedos y fobias que los constituyen, será como separarse de uno mismo. ¿Podrán hacerlo? ¿Somos dueños de nuestro pasado o, por el contrario, cautivos del ayer?

separase-el-2

El carismático Leandro Sandonato interpreta a Oscar, por su creación pasan los mejores momentos de humor de la obra, pero Sandonato no es efectista, no cae en el habitual error de engolosinarse con la risa del público y, como los mejores comediantes, espera sus momentos más emotivos, cuando le llegan los juega pausado, “a tempo” y hace que el espectador se pregunte ¿de qué me estoy riendo?

separase-ellaA la joven actriz Lujan Marangos, usted quizás ya disfrutó viéndola trabajar en otras propuestas;  yo la recuerdo en una estética teatral muy diferente,  siendo parte de los 4 elementos de Crave, de Sarah Kane, donde la imagen, el movimiento y el sonido son fundamentales. Y seguramente esa búsqueda en ella no es casual, porque además de excelente actriz, Luján Marangos es fotógrafa y licenciada en imagen y sonido. Aquí, en  “Separarse de uno mismo” Carolina, su personaje, vive cuidando precisamente su imagen y las apariencias. Marangos la construye muy bien desde allí, su personaje tiene todos los “tics” de la joven frívola y ambiciosa, pero cuando sus caretas se derrumban y Carolina desnuda su vulnerabilidad, Lujan Marangos va a fondo y conmueve con su talento actoral.

separase-elLucas Foresi, que viene de integrar, junto a Sandonato una obra de perfil muy distinto en “La Inocencia de las Mariposas” y de interpretar en 2016 a Paul Claudel en “El Hombre de la Nariz Rota” de Rolo Sosiuk, en el Losada y en el T.N. Cervantes, y “Los Invertidos” en el Teatro Buenos Aires, pero le toca aquí un desafío diferente; él es Julio, el hermano mayor que llega luego de estar distanciado y su personaje es el que debe afrontar las mayores transformaciones en el transcurso de la trama. Aquel que aparece mezquino y egoísta se descubre inseguro y temeroso del pasado. Lucas Foresi transita las mutaciones de su personaje sin perder el sentido de verdad y resulta convincente en sus contrastes.

La puesta en escena de Susana Mosciaro está bien enfocada. Acierta en la dirección de actores, en poner en acción un texto con distintas variables posibles de interpretación, que requiere de las dosis justas de humor y drama. Acierta también en el manejo preciso de los espacios

Para conocer más de este trabajo, entrevistamos brevemente a su directora y esto es lo que Susana Mosciaro nos dijo:

Tercera temporada de “Separarse de uno mismo”, cuando verdad es la cuarta ya que hubo una anterior que fue dirigida por el autor y las subsiguientes tuyas. ¿Cómo fue tu trabajo, donde hay que tener toda la libertad de crear, pero ya el autor no sólo puso el texto, sino una puesta en escena estrenada?

 

Muy sencillo porque tuve toda la libertad para trabajar. Él me llamó, había visto otra obra que yo había dirigido y yo había visto ya la obra de él como una espectadora más,  supe que era su ópera prima como dramaturgo y poco tiempo después fue cuando recibo su llamado donde me dijo:  “Susana quiero que vos la dirijas”. Cada director debe poner su impronta, pone su saber y los actores aportan lo suyo y como directora soy una persona abierta; veo lo que cada integrante del elenco propone, pero sí tengo bien claro que hay determinadas cosas que quiero que sucedan, determinados mensajes que tienen que estar y así hay cosas que al leerla, ya tengo fijo que quiero tal cosa y lo hablo mucho con los actores y así es como fue creciendo.

Desde tu puesta se ven muy equilibrados los tres personajes, no hay ni buenos, ni malos, ni ganadores ni perdedores, hay un equilibrio muy cuidado. ¿Cómo lo trabajaste?

Para mí es un orgullo que vos me digas esto, porque yo busco justamente eso en cada personaje. Quizás desde el texto, los dos hermanos son más protagónicos, pero están los tres nivelados, cada uno tiene un conflicto y se ve en escena el desenlace de lo que le sucede a cada uno.

¿Cómo fue la elección del elenco? ¿Lo heredaste de la primera versión?

 

Hay tres breves monólogos,  uno en cada personaje, que resultan los tres muy íntimos de cada historia personal. ¿Los trabajaste en soledad con cada uno, o preferiste ir trabajando en conjunto?

En principio fue en conjunto, pero después trabajé de manera individual con cada uno, son textos donde afloran muchas imágenes y fui viendo lo que necesitaba o yo creía que podía aportar cada uno.

Me despido de Susana y reitero: “Separarse de uno mismo” es una oportunidad de ver buen teatro independiente, la recomiendo fervientemente; la cita es en Teatro La Ranchería, los Jueves a las 20. Después, por favor, no diga que no le avisé.

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.