África y su fuerza vital en el C.C. Borges Una muestra de identidad y misticismo.

0

africa-y-su

Durante febrero aún podrá visitarse, en la Sala Astor Piazzolla, del Centro Cultural Borges, “África y su Fuerza Vital”  Una muestra única con piezas de la colección del Dr. Hipólito Barreiro

 

Entre 1965 y 1969, Hipólito Barreiro fue médico de Juan Domingo Perón, quien en su tercera presidencia lo nombró embajador de Liberia. En ese país ubicado en la costa oeste de Africa, fundó una clínica destinada a atender a la gente de la ciudad de Monrovia. El proyecto funcionó por siete años. En un comienzo, la comunidad le devolvía resistencias, aunque después el intercambio se enriqueció: él les daba la medicina del hombre blanco; ellos, como no tenían dinero, fabulosas esculturas y máscaras. Así, Barreiro fue dando forma a “una de las colecciones de arte africano más importantes de América, y quizás la más importante de Sudamérica”, asegura la arqueóloga Martina Inés Pérez, curadora de Africa y su fuerza vital.

 La muestra reúne apenas una parte de la colección privada, compuesta por aproximadamente mil objetos. En la sala abundan las esculturas de madera. También hay máscaras, juegos, instrumentos musicales y elementos de uso doméstico, de numerosos países de Africa Occidental y de más de una veintena de tribus, como Dan, Gola, Kra, Kpelle (Liberia), Baule, Senufo (Costa de Marfil), Mende (Sierra Leona), Ashanti (Ghana), Yoruba, Ibo, Ibibio (Nigeria), Baga, (Guinea), Dogón, Bambara (Mali), Benalulua, Baluba, Songye (Zaire y Congo) y Bamiléké (Camerún), entre otras.

Agrega la Curadora Martina Inés Pérez:

“Como las piezas están sacadas de su contexto, la idea era hacerlas hablar. Decidí hacer una muestra en la que no sólo se mostraran los objetos y su procedencia, sino también su esencia. Tienen lo que los africanos llaman ‘potencia’: conectan con los muertos, los ancestros, las fuerzas superiores y producen cambios en las vidas de las personas”

A través de los objetos exhibidos, la muestra incursiona en la visión africana del mundo, en la que el universo, la vida y la sociedad se encuentran indisolublemente relacionados y son percibidos como una unidad simbiótica. Todo ello simbolizado por un pequeño círculo que está rodeado de modo uniforme por el reino de lo material. Un universo de extraordinaria complejidad en el cual el punto de vista unitario es esencial para todas las explicaciones del mundo. Diferentes niveles de existencia y diferentes seres están unidos por una “fuerza vital”: el ser supremo, los distintos seres sobrenaturales, las almas de los muertos, los seres vivos  los reinos vegetal, mineral y animal y los dominios de lo mágico.

(…) “Esta muestra cuenta una parte de la historia, tratando de escapar de las muestras tradicionales de arte africano, en las que se suele destacar la estética, la línea, la forma, la procedencia. Nunca vamos a poder perdonarnos, como humanos, lo que sucedió en la época de la esclavitud”, expresa la arqueóloga, quien destaca la “vitalidad” que ha cobrado la comunidad afrodescendiente en la Argentina y el decreto presidencial que reconoció en septiembre la importancia del Decenio Internacional proclamado por las Naciones Unidas”

portal-curaduria

 

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.