ARTE LATINOAMERICANO: Osvaldo Leite, el retratista elegido por la realeza europea

0
pintor uruguayo

 Osvaldo Leite, el retratista latinoamericano contemporáneo de mayor prestigio internacional (Foto: Marcelo Bonjour).

Fuente Diario El País de Uruguay

El atelier del pintor uruguayo Osvaldo Leite, es el segundo piso de su casa de Punta Carretas;  una vieja casona que perteneció al pintor Carmelo de Arzadun y que es también vivienda del artista desde hace más de 30 años, aunque la mayor parte del tiempo Leite vive y trabaja en Europa.

Es que Leite hace varias décadas que recorre España, Escocia, Italia y Bélgica, entre otros países, retratando en óleo a princesas, duques, condesas, barones y marqueses de la nobleza europea. La ciudad de Bruselas es hoy su principal base de operaciones. Allí muchos lo consideran un “pintor exclusivo”.

Pero no sólo la realeza, también renombrados políticos y personalidades de Uruguay han posado para su compatriota  Osvaldo Leite, a la par de varios líderes del mundo como Jacques Chirac (Francia)  José María Aznar (España), y hasta  Raúl Alfonsín  y Eduardo Frei (Chile), buscaron la inmortalidad del óleo en los pinceles del retratista latinoamericano contemporáneo más prestigioso.

Pero nadie llega a retratar a esas personalidades sin transitar un largo camino. Osvaldo Leite tenía 35 años, y algunos ahorros provenientes de la venta de sus primeras obras, cuando decidió emprender un viaje de 8 meses a Europa, junto a su esposa y sus tres hijos, pensando en perfeccionarse,  pero terminó quedándose décadas enteras, primero en Ibiza luego en varias ciudades de Europa.

Su primer encuentro con el destino fue cuando un director de la Caixa, un banco en Ibiza, lo invitó a realizar una exposición en sus instalaciones. Al terminar, le dijo que había sido la mejor que habían tenido en años y le ofreció exponer en cualquier otra sucursal que el banco tenía en Barcelona o las Islas Baleares. A partir de allí no paró. Expuso en la sucursal de Pollensa, un balneario turístico de Mallorca donde estuvo un mes viviendo en una casa rodante. Allí pintaba sus obras, hasta que la gran demanda hizo que se instalara en una casa por cuatro años. Luego su fama lo llevó a trabajar en Holanda, Inglaterra, Alemania, Italia y finalmente, a Bélgica.

“Cuando pinto soy medio dictador, trato de imponer las leyes porque conozco un poco más sobre pintura que la gente a la que retrato. Aunque siempre intento llegar a un acuerdo”, explicó Leite. Hay ciertas cosas —dice— que suele aconsejar. Por ejemplo, que la vestimenta que lleve puesta la persona tenga contraste con su piel. “Por eso les indico que no usen prendas de color beige”, expresó. También recomienda, a las mujeres, llevar el pelo suelto o semirrecogido ya que el recogido completo “endurece mucho las facciones”.

Conde d’Udekem d’Ascoz, padre de la Reina por Osvaldo Leite

Patrick d’Udekem d’Acoz, padre de la princesa Matilde de Bélgica retratado por Osvaldo Leite

Desde entonces, ha residido por períodos en más de 200 casas y castillos de Europa, propiedad de los nobles que lo contrataban y lo alojaban en sus mansiones durante el tiempo que demandaba el retrato. A lo largo de su carrera Leite ha pintado unos 1.400 cuadros, que incluyen no solo retratos sino también algunos paisajes, naturalezas muertas y arlequinos.

Princesa Alexandra Sayn Wittgenstein por Osvaldo Leite

Princesa Alexandra Sayn Wittgenstein poretratada por Osvaldo Leite

Princesa Claire de Bélgica con su hija por Osvaldo Leite

Princesa Claire de Bélgica con su hija retratada por Osvaldo Leite

 

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.