Cachetazo a la Ley de Derechos de Autor: Ayer en Europa, pronto aquí

0
internet-derechos-de-autor-4Los gigantes de internet, como Google, Wikipedia o Facebook, se salieron con la suya en el pleno del Parlamento Europeo (PE) que rechazó reformar la ley europea de de Derechos de Autor,  según el texto aprobado el pasado 20 de junio por la comisión de Asuntos Jurídicos.

La reforma propuesta fue rechazada por 318 parlamentarios, cuando solamente 278 votaron a favor y hubo 31 abstenciones. La mayor disputa estaba centrada en dos artículos,  el 11 y el 13 que hubiesen obligado a las plataformas digitales a controlar la autoría de los contenidos que comparten, haciéndose responsables de los daños a la propiedad intelectual que ocurriese en sus plataformas.

Más precisamente exigía que los “proveedores de servicios de la sociedad de la información” tomen las “medidas adecuadas y proporcionadas” para garantizar “el correcto funcionamiento de los acuerdos alcanzados con los titulares de derechos para el uso de sus obras”.

El texto añadía después que, cuando no existan tales acuerdos, las plataformas digitales deben tomar también las medidas “adecuadas y proporcionadas” para garantizar “que no se compartan ni estén disponibles aquellas obras o trabajo que puedan infringir los derechos de autor”, mientras que aquellas que no lo hagan deben permanecer disponibles.

Por otro lado, el artículo 11 de la directiva otorgaba a los medios de comunicación el derecho a reclamar compensaciones a aquellas plataformas digitales en las que se compartan sus artículos o fragmentos de los mismos, con el objetivo de que los editores de noticias puedan obtener una remuneración “justa y proporcionada”.

Mientras que aquí, en Argentina, hay un proyecto a la inversa, del senador oficialista Pinedo, que ya cuenta con media sanción en el Senado, que directamente busca limpiar de toda  responsabilidad a los gigantes de internet, (PSI) poniendo en jaque los derechos intelectuales consagrados hace casi un siglo.

El negocio ilegal de contenidos piratas sería puesto a resguardo con la ley Pinedo, porque exime a las plataformas de toda responsabilidad y deja en jaque a los autores y a toda la industria cultural que, de aprobarse, deberá cada autor damnificado iniciar toda una acción judicial para lograr que una PSI baje un contenido ilegal asumiendo el autor todos los gastos, es decir que, de aprobarse la Ley Pinedo, el autor de una obra deberá contratar a un abogado, para que solicite a un juez que intervenga, para dar de baja un contenido ilegal, lo que implica una dilación en el tiempo, que posibilita que el contenido se siga viralizando hasta el infinito; una verdadera catástrofe a para los creadores.portal-curaduria

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.