El arte de robar obras de arte | El mercado negro y el narcotráfico

0
las-obras-mas-robadas-en-la-historia-hitler

Concierto en familia – Pietro Longhi

Muchas obras de arte son robadas para pedir rescate por ellas, pero las más valiosas, las más importantes, son obras imposibles de comercializar, no obstante, los robos suceden más por estar vinculados al narcotráfico que a coleccionistas.

Por Roberto Famá Hernández

El problema del robo de piezas de arte es de una complejidad internacional y, según cifras de la Unesco, el tráfico ilícito de bienes culturales representa cada año entre 3.400 y 6.300 millones de dólares en todo el mundo.

En general cuando se roban obras de arte valiosas son para pedir un rescate por ellas a los coleccionistas damnificados o bien, a las compañías aseguradoras, pero no siempre es así, algunos casos de robos millonarios han ocurrido inclusive a museos con grandes sistemas de seguridad que fueron burlados; en estos casos suele estar el narcotráfico detrás. Aquí algunos de los casos más conocidos de los últimos años.

El Caso Raúl Segundo Carlos Teodoro Schüler Gatica

evidencias

Evidencias del robo de obras de arte en Chile

Hace pocas semanas, en Chile, se destapó el caso de Raúl Segundo Carlos Teodoro Schüler Gatica, un reconocido hombre de negocios y coleccionista de 74 años, de  la  comuna  de Mostazal, región de O’Higgins, ubicada a 21 km al norte de Rancagua, que quedó al descubierto cuando la Policía de Investigaciones de Chile y la fiscalía incautaron en total 137 piezas, entre ellas 21 estatuas en la finca del empresario, las cuales habían sido denunciadas por robo en distintos lugares. Las 21 estatuas son de gran valor patrimonial y monetario, valuadas en al menos 4.000 millones de pesos chilenos, es decir, casi 6 millones de dólares, pero por su gran antigüedad son prácticamente invaluables, podrían valer mucho más.

Entre lo robado estaba una estatua denominada “La Minerva” que había sido robada hacía más de 15 años, más precisamente el 20 de junio de 2003 cuando de la Plaza Rubén Darío, en Valparaíso, insólitamente desapareció “La Minerva” aunque pesaba más de 200 ks y era de hierro fundido, siendo uno de los monumentos que habían sido encargados a Francia por el intendente de Valparaíso en 1870.

El caso de Vjeran Tomic el “Hombre Araña”

hombre_arana

Vjeran Tomic, apodado “hombre araña”

Vjeran Tomic, apodado “hombre araña” en el sector del hampa por su increíble habilidad para sustraer de pisos elevados en los mejores barrios de París,  joyas y obras de arte, que tenía ya quince causas en su prontuario cuando en mayo de 2010 robó cinco obras de arte de grandes maestros de la pintura – Picasso, Matisse, Modigliani, Braque y Leger – del Museo de Arte Moderno de París, uno de los botines más espectaculares de los últimos años ,estimado en unos 100 millones de euros, nunca apareció ni una sola de estas obras, aunque la organización policial internacional, Interpol, difundió a sus 188 países miembros las fotos y descripciones de las cinco obras, todo fue en vano. Vjeran Tomic el “Hombre Araña” fue detenido en 2011. Sin dudar mucho confesó el robo del museo, pero nunca dio los nombres de quienes se lo encargaron. Poco antes del inicio de la audiencia en el tribunal correccional de París, ante los periodistas que le hicieron varias preguntas, se definió como Arsène Lupin”,  en referencia al ladrón de guante blanco que aparece en las novelas de detectives del escritor francés Maurice Leblanc.

El caso de Octave Durham, alias Okkie

PS kosteloos

“Vista del mar desde Scheveningen» (1882)

Octave Durham, alias Okkie  logró robar en el años 2010 dos obras maestras del Museo Van Gogh en Ámsterdam. El hecho era casi perfecto, excepto por un pequeño error; perdió su gorra que cayó al suelo, cuando él se deslizaba hacia abajo demasiado rápido por la cuerda, porque había olvidado poner más nudos y llevaba consigo las pinturas «Vista del mar desde Scheveningen» (1882) y «Salida de la Iglesia Reformada de Nuenen» (1884-1885). Luego de una ardua investigación la policía local logró dar con Okkie, pero el ladrón supo escapar justo a tiempo huyendo a España, más precisamente a Barcelona, pero ya había vendido en 350.000 euros lo hurtado, valuado en más del triple de ese valor, al mafioso Raffaele Imperiale, un poderoso narcotraficante, aliado a uno de los clanes mafiosos más fuertes de de Nápoles.

Los cuadros fueron luego recuperados gracias a una operación de la Guardia de Finanzas y de la fiscalía de Nápoles, que los secuestraron junto a otros bienes valorados en decenas de millones de euros que se encontraban escondidas en el hueco de una doble pared en una de las casas de Raffaele Imperiale en Castellammare di Stabia, a 35 kilómetros de Nápoles. Pero Imperiale para ese momento ya estaba huido de la justicia y aún hoy se encuentra en Dubai, donde dirige su imperio y organiza delitos como tráfico internacional de droga, a la par que ha lanzado operaciones inmobiliarias y diversas inversiones en los Emiratos.

Los cuadros volvieron al Mueso;  «Su valor es enorme. “Vista del mar desde Scheveningen” es la única obra de nuestra colección del periodo de Van Gogh en La Haya (1881-1883). Se trata de uno de los dos cuadros marinos que Van Gogh pintó durante sus años en Holanda y es un ejemplo claro del primer estilo de su pintura, donde muestra su carácter fuertemente individual». dijo el director del Museo Van Gogh al recibirlos de vuelta en el Museo en marzo de 2017.

Las organizaciones criminales están muy interesadas en obras de arte de enorme valor y las utilizan como moneda de pago entre narcos (o para otras operaciones en negro). Mover 50 millones de dólares en un cuadrito no es lo mismo que moverlo en billetes de 10 y 20. De ahí, que el mercado negro del arte es un delito complejo e internacional.

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.