“El Casamiento” de Witold Gombrowicz. Admirable propuesta de Cintia Miraglia.

0

 casamineto 2

En Teatro El Extranjero, los domingos a las 18 se presenta una muy inteligente versión de “El Casamiento” de Witold Gombrowicz que cuenta con un elenco compacto y talentoso, bajo la admirable dirección de Cintia Miraglia.


Por Roberto Famá Hernández

Miembro de la Asoc. Arg. de Invest y Crítica Teatral

El casamiento es la segunda obra de teatro de Witold Gombrowicz y el mismo autor dice de su creación, que es inspirada en Hamlet, y especialmente  en la  “mística Missa solemnis”. La inspiración en Hamlet es perceptible en algunos lineamientos básicos de la estructura argumental –más bien parodia al Príncipe de Dinamarca- y eso no requiere aclaración alguna. Pero cuando Gombrowickz nos habla de “mística Missa solemnis” me lleva a pensar que se está refiriendo a La Missa solemnis compuesta por Ludwig van Beethoven, y que coincide con el gran director austriaco Nikolaus Harnoncourt que le ha dicho a uno de sus músicos: ” Tú tocas exactamente lo que hay en la partitura, ¡ y eso es horrible!’, Beethoven escribe para que tengas una revelación, para que hagas un acto de fe, no para que tomes la partitura como algo mecánico. Las notas no son lo importante, sino lo que haces con ellas”. Si un director teatral o un elenco tomasen exactamente  “El Casamiento” como un texto a poner en pie, se equivocarían tanto como aquel músico que tocaba exactamente lo que había en la partitura.  Cintia Miraglia y su elenco, han sabido encontrar esa revelación mística para que la Missa Solemnis aparezca sobre el escenario.

casamineto 1

Enrique sueña que vuelve de la guerra y ve surgir todo su pasado, su casa natal, sus padres y antigua novia. Pero descubre con horror que todo ha sido degradado, su hogar transformado en una taberna, su novia en camarera y sus padres en taberneros. Toda esta realidad lo asfixia tanto que sólo encuentra salida a través de una ficción trastornada y delirante.

¿Somos capaces de tomar el timón de nuestras propias existencias o somos hojas arrastradas por el viento?

Cintia Miraglia transforma la historia de Enrique en una historia que nos involucra a todos,  nos interpela en nuestra humana imposibilidad de volver al pasado, en vernos en esa  situación gombrowicziana donde los sueños de ayer son pesadillas de hoy. Miraglia ha corrido algunos personajes, espejados otros, juega perfectamente la confluencia entre realidad y ficción y podemos ver como lo personal se transforma en obra de arte.

Hay en esta propuesta de Miraglia un enorme trabajo de investigación, de exploración, de creatividad expresiva, que le ha permitido llegar a un hecho artístico que trasciende – como debe ser – lo legado en el texto por Witold Gombrowicz que no es un autor lineal, que es un provocador de la palabra, un estructuralista del hombre común, un adelantado a su tiempo. Esta obra en la década del 40, cuando fue creada, hubiese sido irrepresentable, porque no se entendía plenamente la libertad que requiere y que se permite Miraglia.

ElCasamiento1 (115)

Claro que Cintia Miraglia no está sola en este desafío, cuenta con un elenco firme, perfectamente amalgamado en conjunto, funciona sin disonancias, realmente todos hacen un trabajo impecable, lo conforman Mariano Bassi, Víctor Salvatore, Hugo Dezillio, Mónica Driollet, María Colloca, Hernán Lewkowicz y Luciano Sánchez. Pero me permito destacar especialmente la labor de María Colloca porque no sólo se luce como actriz y cantante, sino que “arma y desarma” escenas, atenta y sirviendo con generosidad al lucimiento de sus compañeros de elenco sin abandonar nunca su personaje.

 Usted tiene una oportunidad muy tentadora para acercarse al mundo propio de Witold Gombrowicz, le sugiero que no la deje pasar y haga su reserva de localidades para ver en el Teatro El Extranjero, “El Casamiento” Créame que será participe de la “Missa solemnis” que sólo el arte vivo puede brindarle.

ElCasamiento1 (138)


Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.