El degradado Secretario de Cultura Avelluto, de abucheado a desmentido

0

avelluto mardel

Avelluto, fuertemente repudiado en el Festival Internacional de Mar del Plata, recibe ahora el contundente comunicado del Colectivo de Cineastas, refutando todas y cada una de sus afirmaciones sobre la actual situación de la industria cinematográfica


Vídeo Propiedad de Sin Censura sincensura.com.ar

El degradado Secretario de Cultura de la Nación Pablo Avelluto recibió un contundente repudio, con abucheos, gritos y silbidos, cuando en la inauguración del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, intentó hilvanar un discurso con cifras y argumentos, que la gente del Cine sabe que no son reales. Por lo tanto, el Colectivo Cineastas, conformado por directores/as, productores/as, técnicos/as, estudiantes, periodistas y personas relacionadas al ámbito audiovisual, representando a un arco amplio de las expresiones del cine argentino independiente, ha dado a conocer un comunicado de prensa que dice lo siguiente:

colectivo de cineastas

“Somos cineastas, trabajadores de la cultura, y queremos manifestar nuestro rotundo desacuerdo con el mensaje que desde la actual Secretaría (ex Ministerio) de Cultura y desde la gestión del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales quieren instalar sobre la situación que está atravesando nuestro cine que lejos del éxito ha llegado a una situación de ahogo de la producción en todas las áreas que conforman al Cine Nacional.
Sin garantías en el cumplimiento de la Ley de Cine, desde la Comunidad Cinematográfica denunciamos con mucha preocupación la sub-ejecución presupuestaria que ya es de público conocimiento al mismo tiempo que se ha reducido la capacidad de financiación de las películas, sin acceso a créditos, con menos recursos para llevarlas a cabo, con rodajes resumidos en detrimento de los procesos creativos y menos puestos de trabajo para los/las técnicos/as, con  plazos generados por leyes improvisadas que atentan contra los procesos productivos y creativos, con inexplicables  y crecientes trabas burocráticas para productores y directores y con la ausencia de un plan de fomento inclusivo y federal que responda a las necesidades de la diversidad de producciones que constituyen la cinematografía nacional.  A todo esto se agregan ataques de hecho y de palabra a la vía digital documental, única ventanilla continua que no exige antecedentes que queda en el INCAA y que es el sostén de producciones que nos enorgullecen.
 Hablan de récord de público en el Mes del Cine Argentino pero olvidan decir que han destinado 150 millones de pesos a subsidiar a las grandes empresas exhibidoras para llevarlo a cabo mientras que esas mismas empresas son las que no cumplen con una cuota de pantalla para exhibir las películas argentinas. Mientras tanto se agolpan en el cine Gaumont  67 estrenos nacionales para el último trimestre de 2018, que aunque fueran exitosos no tendrán ni oportunidades ni reglas para permanecer en cartel y llegar al público porque además tampoco tienen ayuda al lanzamiento que ha sido tercerizada sin que se vean resultados tangibles. Todos signos que nos señalan que el único objetivo real, de fondo, es la destrucción de la producción nacional, dejando su distribución y exhibición para las cadenas internacionales porque ya han exterminado a casi toda la distribución nacional
Todo ello se acompaña por un desprecio total a la preservación de nuestro patrimonio audiovisual, vaciando la CINAIN (Cinemateca y archivo de la imagen nacional), organismo creado por ley para cumplir este objetivo y que es encargado del cuidado de nuestras películas.
 En consonancia con todo lo anterior sumamos nuestra preocupación por conocer el proyecto de presupuesto 2019 que, incumpliendo la Ley de Cine, no han presentado al Consejo Asesor aunque según los números que se enviaron al Poder Ejecutivo Nacional indican que el INCAA cerrará el año con 694 MILLONES, del fondo de fomento a la cinematografía creado por ley con recursos generados por la propia industria audiovisual, en el banco mientras desfinancian a la producción y la distribución de nuestro cine nacional.
Mienten cuando dicen que les preocupa el cine porque lo están dejando morir. Manipulan las cifras y crean una maraña de resoluciones absurdas para distorsionar la realidad.
Por eso, sostenemos nuestra lucha en defensa del cine: por más cine y por más miradas”. 

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.