EL OCASO DE UN ESTAFADOR versión libre de BORKMAN de Ibsen en el C. CULTURAL SAN MARTIN

0

unnamed-25

A partir del 15 de Mayo y por ocho únicas semanas, llega al Cultural San Martín: “El Ocaso de un Estafador”, versión libre de la obra “Juan Gabriel Borkman” de Henrik Ibsen.

 

Con las interpretaciones protagónicas de Edgardo Moreira, Silvia Pérez y Mónica Salvador en una historia que habla de la ambición y la codicia de un hombre dispuesto a todo por sus ansias de poder.

El elenco lo completan Denise Gómez Rivero y Alejo de Santis bajo la dirección de Marcelo Velázquez y producción de Juan Iacoponi.

“El Ocaso de un Estafador” se sitúa en la Segunda Guerra Mundial. 9 de abril de 1940: las tropas nazis invaden Noruega para apoderarse del hierro, violando, de este modo, la neutralidad del país escandinavo en el conflicto bélico. La explotación de ese mineral es la empresa que lleva al banquero Juan Gabriel Borkman –un megalómano- a soñar con una inversión de réditos desmesurados y a estafar a todos los que le confiaron su dinero. Un estafador luego estafado por una fuerza superior, el nazismo.

PALABRAS DEL DIRECTOR 
Henrik Ibsen (1828-1906) es considerado el padre del drama moderno. Al decir de Jorge Luis Borges: “Ibsen es de mañana y de hoy. Sin su gran sombra, el teatro que lo sigue es inconcebible.” Ibsen, nuestro contemporáneo. Por esto, nos permitimos apropiarnos -en esta versión muy libre- de la obra Juan Gabriel Borkman (1896) del autor noruego, traspolarla de época y diversificar sus sentidos. Pasado y presente, virtualidad y realidad interactúan, como un modo de desligarnos del realismo meramente representativo.

A los protagonistas de esta historia los caracteriza una “conciencia cínica”, muy actual: “ellos saben muy bien lo que hacen, y por eso lo hacen”. Asistimos al ocaso de un estafador como asistimos a la discordia entre el individuo incomprendido y la sociedad -tópico muy ibseniano. Las estafas de ayer y las de hoy. Estafa política y social, estafa económica y, sobre todo, estafa moral. Los pilares de nuestra sociedad, como la de Henrik Ibsen hace más de cien años, se siguen derrumbando. Marcelo Velázquez.

portal-curaduria

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.