GRATIS: La Orquesta “Juan de Dios Filiberto” Con dirección del Mo. Federico Sardella

0

sardella

Con dirección del Mo. Federico Sardella, la Orquesta Nacional de Música Argentina “Juan de Dios Filiberto”ofrecerá el miércoles 4 de julio a las 20 hs. una nueva presentación en la Sala Argentina del CCK

Serán solistas el violinista Rafael Gíntoli (en Escualo de Piazzolla), la fagotista María Marta Ferreyra (en el estreno de Tres episodios concertantes para fagot y orquesta de Pablo Loudet) y el pianista Cristian Zárate, en arreglos propios de obras de Piazzolla.

El maestro Federico Sardella egresó de las carreras de Dirección Orquestal (bajo la guía de Guillermo Scarabino y Carlos Vieu) y Dirección Coral (con Néstor Andrenacci y Pablo Piccini) de la UCA, donde fue becado por sus excelentes calificaciones.

En 2008 compartió el primer puesto en el Concurso para Jóvenes Directores de la Orquesta Estable del Teatro Colón, lo que le posibilitó conducirla en un concierto en la Facultad de Derecho de la UBA

Desde entonces no ha dejado de trabajar al frente de grandes orquestas, aquí como en Europa y en Brasil.

Accedió gentilmente a esta entrevista al finalizar un ensayo junto a la Orquesta Nacional de Música Argentina “Juan de Dios Filiberto” y esto es lo que hablamos:

No es la primera vez, Maestro Sardella, que usted dirige la Orquesta Nacional de Música Argentina “Juan de Dios Filiberto” Mucha gente disfrutó y aún recuerda el concierto junto a Jairo en la Usina del Arte.

Sí, es la tercera vez que me toca dirigir esta orquesta y ese concierto que usted menciona fue muy lindo y me pude dar el gusto de tocar el piano junto a una orquesta y acompañando a un gran artista como es Jairo; es uno de los conciertos que voy a recordar siempre.

Usted Mtro. Sardella ha dirigido infinidad de orquestas en el mundo, ¿cuál es la particularidad de la “Juan de Dios Filiberto” ?

Es inagotable, no se puede definir; la Orquesta “Juan de Dios Filiberto” tiene entre sus integrantes, a mí entender, a los mejores músicos de la Argentina, en cuanto a formación clásica para el repertorio tradicional de ópera, ballet y sinfónicos, pero además tienen el plus de que conocen muy, pero muy bien, no solamente el lenguaje del tango y de la música popular y el folklore argentino, conocen y dominan absolutamente todo. Usted mencionaba el concierto con Jairo, mire este ejemplo que grafica lo que le quiero decir;  cuando agotamos el listado de temas que íbamos a hacer, el público seguía pidiendo por un tema más; Jairó me miró y me preguntó ¿qué hacemos? El público empezó a pedir El Valle y El Volcán que tiene unos compases de introducción de charango y que nosotros ya habíamos tocado al principio del concierto y,  por eso, el charanguista ya se había retirado, pero el público no dejaba de pedir esa canción y no teníamos el charango, pero había que hacerlo igual porque el público insistía y pasó que, cuando ataqué el tema, la solista de viola, se pudo a tocar “de oído” la parte del charango y fue una cosa extraordinaria. Eso es una cosa que sólo puede pasar en la Orquesta “Juan de Dios Filiberto” Solamente alguien con el talento de los músicos que componen esta orquesta pueden hacer una cosa así y, además, el espíritu de aventurarse, el coraje para hacer una cosa así, sin mencionar la falta de rigidez que nos permite hacer algo así. Jairo la miró fascinado y yo también. Tocar con esta orquesta es un alivio, una liberación, de la “máquina de picar carne” que suelen ser muchas otras orquestas.

Usted ha estado también al frente de grandes orquestas provinciales, la de Buenos Aires, la de Santa Fe y  se caracterizó por trabajar mucho, para poder llevar esas grandes orquestas a los barrios, acercarlas a la gente, esa inquietud con la Orquesta “Juan de Dios Filiberto” debe resultar algo más fácil, ¿no?

Sí, claro, pero tiene que ver con el espíritu que tienen los músicos que componen esta orquesta; todos ellos asumen un enorme compromiso en la difusión de las actividades de la orquesta pero, además, cada uno de ellos integra dúos, tríos o cuartetos, clásicos o de tango o de folklore, tienen una actividad muy completa. Entienden a los Organismos Estables desde esa función que mencionaba usted; si nosotros vamos a limitarnos a tocar en el teatro Colón para las mismas personas de siempre estamos condenados a extinguirnos, las orquestas deben estar pensadas para trascender, ser un polo cultural hacia afuera y llegar a todos lados, acercarse a la comunidad para devolverle lo que ella nos da, porque nosotros somos patrimonio público del Estado. La oportunidad de salir a tocar a los barrios, no sólo para mí, para cualquiera de los músicos es absolutamente gratificante, porque estamos haciendo mejor nuestra tarea, nuestro trabajo.

Usted, al frente de la Orquesta Provincial de Santa Fe, no ha dejado lugar de la provincia sin visitar con la orquesta, ha tocado en todos lados, hasta en los más pequeños. ¿Cómo es esa experiencia?

Fantástica por la gente, yo podría alimentarme sólo con la respuesta de la gente, adultos, chicos, gente mayor, esa emoción que sienten, esa fascinación, es muy fuerte para todos,  porque las orquestas son muy sensibles, muy permeables a estas energías, hay algo que sucede que es mágico, es realmente inexplicable lo que sucede en ese tipo de conciertos.

sardella

Desde que usted egresó de la UCA han pasado unos once años, que parece muy poco, ante lo intenso de su carrera; orquestas provinciales, nacionales, ha dirigido a grandes orquestas en Europa, en Brasil dos años, aquí desde el Colón hasta en los barrios, pero siempre con grandes orquestas.

Sí, pero el factor fundamental ha sido la suerte; por supuesto que me apasiona muchísimo mi trabajo, siempre me he tratado de preparar lo mejor que pude, he salido a buscar oportunidades, pero he tenido mucha, mucha suerte yo reconozco, soy consciente del enorme privilegio que tengo de poder dedicarme a esto, porque hay mucha gente que ha hecho el mismo o más esfuerzo que yo, que tiene incluso mucho más talento que yo y no encontró las oportunidades.

Las oportunidades nos se encuentran si no se buscan, pero también hay que tener el coraje para asumirlas cuando se presentan ¿No?

Sí, coraje, “barra” inconsciencia, yo he aceptado compromisos a los que dije que sí, porque no podía decir que no, porque me iba a arrepentir toda la vida si los rechazaba, pero algunas cosas al límite de mi capacidad.

El artista que no corre riesgos estéticos o es mediocre o es convencional.

Sí, es casi lo mismo; el artista que no sale de la zona de confort está muerto como artista. Si no hay un espíritu de busqueda constante y genuina a lo largo de toda la vida, de siempre desafiarse, de siempre descubrirse, de siempre profundizar en el estudio y no perder nunca la capacidad de asombro y descubrir cosas nuevas sobre las mismas que ya hemos experimentado tantas veces, como artista está muerto, siempre hay que salirse de la zona de confort y alborotar un poco nuestras ambiciones.portal-curaduria

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.