Teatro: Imperdible reestreno para chicos y chicas

0
el_hombre_que_perdio_su_sombra
Lejos de ser un “bombardeo” de estímulos, EL HOMBRE QUE PERDIÓ SU SOMBRA dosifica sus recursos magistrales a la perfección con una poética propia y potente, en una obra para todas las edades en la que intervienen distintas artes escénicas y visuales.
El sábado 18 de mayo se reestrenó EL HOMBRE QUE PERDIÓ SU SOMBRA, una versión libre de La maravillosa historia de Peter Schlemihl (1814) de Adelbert Von Chamisso, dirigida por Eleonora Comelli y Johanna Wilhelm; que cuenta la historia de un hombre que vende su sombra a un misterioso personaje y que, rechazado por su entorno, se enfrenta a una serie de desafíos para recuperar lo perdido.

La obra, que tuvo funciones en el 2018 con excelentes repercusiones del público y la crítica, combina a la perfección distintas disciplinas artísticas ligadas a la música, las artes visuales y el movimiento; en un espectáculo que tiene magia, humor, intriga y, sobretodo, una belleza particular que hacen disfrutar plenamente a públicos de todas las edades, incluyendo a los más chicos.

Los méritos de EL HOMBRE QUE PERDIÓ SU SOMBRA son muchos y los recursos con los que trabaja también: la excepcional música en vivo a cargo de Axel Krygier (piano), Alejandro Terán (clarinete y viola) y Christine Brebes (violín); la voz en off de la reconocida Isol Misenta; las coreografías de Eleonora Comelli, las interpretaciones de un elenco de primer nivel, el diseño espacial, las proyecciones, los juegos de luces y sombras, la ruptura de la “cuarta pared”, el maquillaje… y la lista sigue.

teatro para chicos infantil

Lo interesante es que, lejos de ser un “bombardeo” de estímulos como ocurre en muchas obras destinadas a los pequeños espectadores o que el “gancho” sea destinado a sus padres; EL HOMBRE QUE PERDIÓ SU SOMBRA dosifica estos recursos en su punto justo en una poética propia y potente, y les propone, a chicos y chicas, un universo maravilloso con distintos niveles de lectura, de humor y de goce, sin subestimarlos nunca.

De esta forma, la capacidad expresiva de todas las disciplinas artísticas que con maestría entran en juego, es apabullante aún en su sencillez y trasciende a la fábula que cuenta, con un despliegue visual, sonoro y narrativo inolvidable. En la misma linea, las actuaciones destacadas de Pablo Fusco, Sebastián Godoy y Santiago Otero Ramos como también de todo el elenco, logran con facilidad el humor y la magia propia del “hecho teatral” potenciada y a tono con las míticas características de la sala María Guerrero del Teatro Cervantes. Una nueva oportunidad para no dejar pasar.

Esta obra fue seleccionada a partir de la “Convocatoria de proyectos teatrales dirigidos a niñas y niños para programación 2018”, cuya preselección estuvo a cargo de María Luján Picabea.

 

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.