INDUSTRIAS CULTURALES: Coloquio franco-argentino; Los oficios del arte: los savoir-faire de hoy y mañana

0

los-oficios-del-arte-los-savoir-faire-de-hoy-y-manana_coloquio-webColoquio franco-argentino; Los oficios del arte: los savoir-faire de hoy y mañana 

Jueves 16 de agosto de 2018
Auditorio Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes
Av. Figueroa Alcorta 2280, CABA
 
Actividad gratuita, con inscripción previa aquí.
Capacidad limitada.

 Como parte de la exposición El tapiz del General San Martín. Historia de una restauración. Obras maestras de la Manufacture des Gobelins de Francia, la Vicepresidencia de la Nación Argentina, la Embajada de Francia, el InstitutFrançais de Argentina y el Museo Nacional de Bellas Artes organizan una jornada de estudios franco-argentinos dedicada a los oficios del arte, con énfasis en los artes de herrería-cuchillería y textil.
El coloquio se llevará a cabo el jueves 16 de agosto de 2018, en el Auditorio Asociación Amigos del Bellas Artes (Av. Figueroa Alcorta 2280). Entrada gratuita con inscripción previa.

Insoslayables en la cultura francesa, estos oficios constituyen vectores de dinamismo económico y contribuyen al atractivo del país. Diseñadores entusiastas, los artesanos de arte y los profesionales de los oficios artísticos son los herederos de una tradición ancestral, que enriquecen y transforman por medio de las tecnologías contemporáneas, lo que convierte a sus talleres en verdaderos laboratorios de innovación.

Con la mirada puesta en el futuro, a través de su labor aspiran tanto a conservar el patrimonio como a reinventarlo, y dan forma a una nueva cultura del trabajo y el emprendimiento dentro de la economía creativa. Prefiguran así un modelo económico y social inédito, colaborativo e interdisciplinario, y abren nuevos mercados, locales y globales.

La valorización de las industrias culturales y creativas es una prioridad para los ministerios franceses de la Cultura y de Asuntos Exteriores, tanto como lo es la promoción y la puesta en valor del artesanado en la Argentina. El coloquio Los oficios del arte: los savoir-faire de hoy y mañana brinda a un variado público –actores del mundo económico, estudiantes, docentes, investigadores y amantes de la cultura– un panorama del trabajo de los principales especialistas y representantes de este universo, tantoargentinos como franceses.

El encuentro se realiza en el contexto de las acciones que apuntan a desarrollar el diálogo franco-argentino sobre las industrias culturales y creativas, y a poner en valor los procesos de innovación que se desarrollan en ambos países.

tapiz-san-martin

Las manufacturas de tapices de Gobelins y Beauvais 

A mediados del siglo XV, Jehan Gobelin estableció un taller de tintura en el suburbio de Saint-Marcel, por donde corría el arroyo Bièvre, famoso por las cualidades tintóreas de sus aguas. Fue allí donde, en 1662, se fundó la Manufactura Real de Tapices, que lleva el nombre del célebre tintorero y cuya producción estaba destinada a decorar las residencias reales o a convertirse en obsequios diplomáticos. Dos años más tarde, Luis XIV instauró la Manufactura Real de Tapices de Beauvais, empresa privada que gozaba de la protección del rey y tenía como objeto responder a la creciente demanda de clientes particulares y limitar la importación de tapices extranjeros.
Caracterizados por su aspecto monumental y su flexibilidad, los tapices se presentaban en forma de series murales, que se colgaban en salones de recepción, y también, con motivo de ceremonias, cortejos, espectáculos ligados a la liturgia, o eran presentados en honor al soberano y su familia.
En el siglo XVIII, los usos del tapiz no cambiaron, y el entusiasmo de la realeza por las producciones originales de Gobelins inauguró una auténtica edad de oro para el taller. La Manufacture de Beauvais también fue particularmente dinámica durante el Siglo de las Luces y contaba con una clientela cada vez más internacional.
Tras sufrir los embates de la Revolución Francesa en 1789, las manufacturas de Gobelins y Beauvais fueron reactivadas por Napoléon en tiempos del Consulado y del Imperio. En el siglo XIX, oscilaron entre diferentes estatus: imperiales, reales o nacionales, lo cual tuvo una incidencia en sus producciones. La segunda mitad de esta centuria asistió a la disminución de las series murales. De las manufacturas salieron cada vez más piezas únicas. En 1871, tras la caída del Segundo Imperio, las creaciones de Gobelins y Beauvais pasaron a decorar edificios públicos y grandes instituciones. Los temas representados evolucionaron en función de los lugares de exposición y el formato tendió a disminuir.
En el siglo XX, los modernos hicieron su aparición en los telares. Comenzó a tejerse según modelos de Matisse, Picasso, Miró. Durante tiempo, las producciones de las manufacturas habían representado el gusto “oficial” o del público. Luego de la Segunda Guerra Mundial y en sintonía con las tendencias del arte no figurativo, empezaron a tejerse motivos abstractos.
Principalmente después de los años 1950, ambos talleres invitaron a artistas internacionales a proveer modelos, que fueron traducidos en tapices. El siglo XXI se liberó por completo de una visión reductora y prueba de manera continua que un savoir-faire multisecular puede ir de la mano de la innovación. Desde luego, la inventiva del artista y del tejedor continúan siendo esenciales en el proceso de creación. Al escoger trabajar con personalidades destacadas de la época, franceses y extranjeros, las manufacturas se inscriben en la actualidad cultural y dan cuenta de su dinamismo.

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.