La Reina Margarita pagó al artista Bjørn Nørgaard para que le diseñe su sarcófago de tres millones de euros

0

bjorn-norgaard-2El artista Bjørn Nørgaard realizó una tumba para la Reina Margarita y su marido, el príncipe Henrik, por el módico precio de tres millones de euros.

Luego de 15 años de labor el sarcófago está terminado para beneplácito de su futura ocupante.

La tumba, bautizada por Nørgaard como Sarkofag, se encuentra luego de 15 años de trabajo del artista, instalada ya en la Capilla de Santa Birgita de la Catedral de Roskilde, en Copenhague. Allí quedará hasta que muera Margarita de Dinamarca.

Desde 1413 los monarcas de Dinmarca y la mayor parte de sus respectivos consortes descansan en la misma Catedral. Una pantalla de madera cubre entretanto el sarcófago y la figura de cristal con la forma de la reina que ocupará el interior.

sarcofagp

También el príncipe Henrik, fallecido el pasado mes de febrero, tiene su figura en el mismo sepulcro y un sitio de honor en la cripta que hay debajo de la tumba.

Pero sus restos no descansan ni descansarán allí por última voluntad del príncipe Henrik que no quiso que su cuerpo sea enterrado junto a su esposa cuando esta muera, enojado con ella por haberle negado el honor de ser nombrado Rey Consorte y morir siendo apenas príncipe.

Fue incinerado y sus cenizas repartidas entre el mar Báltico y los jardines del castillo de Fredensborg. Sin sus restos, el costoso Sarkofag será siempre una obra a medias, que sólo ocupará los restos de la Reina Margarita.

El catafalco sobre el que se apoya está hecho de piedra arenisca de Francia, el país natal de Henrik, y los tres pilares que lo sostienen, de granito danés, basalto feroés y mármol groenlandés: uno por cada uno de los tres países que reúne el Reino de Dinamarca. Las cabezas de elefante que adornan los tres pilares, moldeadas en plata, representan por su parte la insignia de la Orden del Elefante, una distinción equivalente a la del Toisón de Oro. El sarcófago en sí, de vidrio como las figuras de la reina y el Príncipe Henrik que hay en el interior, simbolizan que Margarita II es una reina transparente y democrática. Un conjunto de alegorías y símbolos heráldicos en bronce dorado culminan la impresionante tumba, que ha costado tres millones de euros. No sabemos cuanto pagará de impuestos el artista por este trabajo.portal-curaduria

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.