“La suerte de la fea” de Mauricio Kartún en Teatro El Picadero

0
la suerte de la fea
“La suerte de la fea” de Mauricio Kartún vuelve en enero, en teatro El Picadero, con la formidable actuación de Luciana Dulitzky bajo  la acertada dirección de Paula Ransenberg.

Por Roberto Famá Hernández

Miembro de la Asoc. Arg. de Invest. y Crítica Teatral

“La suerte de la fea” es seguramente el texto de Kartún más difícil de llevar a escena. No basta con poner en pie, de un modo convencional, el rico texto de Kartún,  plagado de un filoso humor irónico, porque si se toma por el camino más cómodo se puede caer fácilmente en lo narrativo; requiere de la actriz mucho talento para extremar su expresión corporal, modular su aliento,  lograr que cada gesto resulte exacto en tiempo, intención y modo expresivo sin desaprovechar ninguno. La obliga a transitar las escenas como una equilibrista sobre el alambre, balanceándose entre lo absurdo y lo patético, entre lo hilarante y la lágrima, y al mismo tiempo, ponderando el contenido emotivo “in crescendo” hasta llegar a un desenlace que sorprende y conmueve.

Luciana Dulitzky sale más que airosa de semejante desafío, lo ha demostrado sobradamente en las temporadas anteriores desde su debut con esta propuesta en 2016. Luciana tiene una intensa formación junto a grandes de nuestra escena; Juan Carlos Gené,  Verónica Oddó, Ricardo Bartís, Lorenzo Quinteros y Alejandro Catalán, sabe como pasar la palabra y los silencios por el cuerpo y hacerlos verbo.

Cuenta con la dirección de Paula Ransenberg, otra paradigmática discípula de Gené, que ha hecho una carrera excepcional como actriz y directora, que sabe manejar con tal pericia el espacio escénico, que creo, sin temor a equivocarme,  que podría montar, si quisiera, una comedia musical en una cabina telefónica.

Y esto resulta otra exigencia de “La suerte de la fea” porque toda la obra transcurre en una especie de pequeño balcón saliente, muy reducido, tal como era común encontrar en algunos bares de los años 20 y que ocupaban a cierta altura, las orquestas de señoritas y las artistas de variedades y que, el diseño escenográfico del talentoso Alejandro Mateo, evoca a la perfección. Otro acierto impecable es la sonorización de la escena a cargo de Federico Berthet.

“La suerte de la fea” resulta en su conjunto una metáfora social sobre el rol de la mujer en esos años y también hoy, un siglo después, donde la cosificación de la mujer está lejos, muy lejos de ser una cosa del pasado. Ahora podrá verse “La suerte de la fea” desde enero 2019 en Teatro El Picadero.

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.