LAS ENCADENADAS muy recomendable propuesta teatral de Juan Mako

0

unnamed-12

“Las Encadenadas” una muy recomendable ficción de Juan Mako construida sobre los cimientos de un hecho histórico profundamente dramático; la inundación de Carhué, que dejó un pueblo de sal y heridas que sangran.

LAS ENCADENADAS es una obra escrita y dirigida por Juan Mako que nos sumerge en el hoy del universo de Epecuén,  el pueblo bonaerense que quedó bajo las aguas salinizadas de su laguna durante casi 30 años.

Tarde noche de verano en el cementerio municipal del pueblo de Carhué, en el límite con Epecuén, provincia de Buenos Aires. Ante el acecho de una tormenta incipiente y cansadas de la rutina, dos mujeres encargadas del crematorio intentan terminar lo antes posible su jornada laboral. De repente el llamado de su jefe genera que aquellas heridas, ruinas y cenizas del pasado se remuevan y vuelvan a salir a luz.

Por Roberto Famá Hernández 

Miembro de AINCRIT

Una muy interesante propuesta nos trae Juan Mako que construye una ficción con mucho de policial o dramaturgia negra y que, como director de su propia obra, acierta nuevamente al poner en pié lo escrito, con una puesta precisa, acertada en ritmo, ambientación y manejo del espacio.

Juan Mako no está solo en este acierto; cuenta con dos actrices estupendas – Mónica Driollet (Graciela), Cecile Caillón (Esther)  – que consiguen una complementación de opuestos en sus personajes que sólo se puede obtener con mucho talento y oficio, más una interpretación masculina que logra imponer una presencia disruptiva, donde parece que nada cambiará en años.

encadenadas 22

Para conocer un poco más sobre la propuesta entrevistamos a Juan Mako y esto es lo que hablamos:

Tu obra me hace pensar como un crimen o una desgracia, siempre acarrea otro crimen u otra desgracia, si es que no intervino la justicia sobre lo sucedido

 

Sí, era tomar un poco eso de la justicia por mano propia por la ausencia del Estado, sobre muchas cosas que han pasado en Epecuén, que lo conozco como un hecho histórico pero que me atraviesa en algún punto porque mi abuelo era de Epecuén y escuché muchas veces a mi abuelo y a mi abuela hablar sobre lo ocurrido y siempre me quedó como resonando en mi memoria.

¿Y cuándo decidiste llevarlo a un texto?

Un día en la Universidad Nacional de las Artes, en dramaturgia con Andrea Garrote, nos invitó a escribir sobre algún universo que nos llame la atención y me interesaba mucho este universo de un lugar que desapareció. Luego, ya desarrollando un trabajo más fino, investigando sobre lo que había pasado en el lugar, me encontré con un abanico de relatos, negligencia del Estado, avaricia también de los hoteleros, porque había un proyecto de construir una especie de barrera de contención para una contingencia así, pero no quisieron perder toda una temporada de verano y con ese material decidí armar una ficción sobre el tono del policial, que me interesa mucho trabajar y que podía construir sobre los acontecimientos de Epecuén, con negligencias e intereses que hasta el día de hoy no están aclarados y muchos todavía prefieren el silencio para no hablar de ciertas cosas que a mucha gente aún le causa dolor.

Como en el título de tu obra, personas que siguen “encadenadas” a esa historia.

Sí, cuando fuimos el año pasado a hacer el trabajo de investigación y a tomar testimonios, al hablar con la gente pasó que se largaban a llorar y aunque nadie murió ahogado en la inundación, muchos murieron y siguen muriendo de tristeza por lo ocurrido.

Y a la historia la acompañaste muy bien con imágenes sonoras, de un modo apenas perceptible aparece por ejemplo una sirena policial en algún momento ¿Cómo lo diseñaste?

Partimos de los sonidos propios de una tormenta, con la idea de jugar sonoramente con el agua como símbolo y como signo, luego el sonido del horno y después sumamos una música incidental con algo de suspenso y la sirena se sumó después y fue casualmente, porque una sirena pasó por la calle y decidimos incorporar el sonido.

¿Planeas seguir trabajando sobre la dramaturgia negra o policial?

A mí siempre me gustó el humor negro y me gusta este hilo del policial si mezcla un poco lo tragicómico, me gusta investigar por ahí y también la denuncia, el permitirme hablar sobre algo, pero que la ficción se construya autónoma del tema, habrá quienes se enganchen con la historia de Epecuén, pero que la ficción se construya independientemente del tema.

epecuen 2

“Que la ficción se construya autónoma del tema” Me dice Juan Mako,  al terminar esta entrevista. En sólo esa frase se evidencia su inteligencia al encarar esta dramaturgia, porque la ficción debe despegarse lo más posible de la realidad siempre, para poder superarla y hacer de ella no un testimonio fiel, sino una notable creación artística. Juan Mako conocía desde chico -lo dice también en la entrevista – por testimonio de sus abuelos los hechos ocurridos en Epecuén, pero para superar la realidad histórica buscó mirarla a los ojos y se animó a un trabajo de investigación viendo las lágrimas de quienes “mueren de tristeza” por lo ocurrido. Sobre los cimientos de la realidad nace lo artístico, no para reflejar esa misma realidad, sí para superarla mediante esa alquimia propia del arte.

Le recomiendo que no deje pasar la oportunidad de ver “Las Encadenadas” Juan Mako es un teatrista joven con mucho para aportar a nuestra cartelera y si no me cree, vaya y compruébelo usted mismo; viernes a las 21 en Abasto Social Argentina.

encadenadas11

Actúan Mónica Driollet (Graciela), Cecile Caillón (Esther) y Claudio Depirro / Diego Torben (Arismendi) Escenografía Sol Soto Vestuario y caracterización Paola Delgado  Iluminación Alejandro Le Roux Diseño Sonoro El Pájaro Films Asistencia Artística Tobías Cortes Supervisión Dramatúrgica Gabriel Fernández Chapo Producción Otra| Producciones Escénicas Dramaturgia y dirección Juan Mako

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.