Luisa Vehil – Esteban Serrador en “Sombra Querida” con traducción de Casona Julio 1952

0

sombra querida 11

Sombra querida fue estrenada  en París, en 1951. En Buenos Aires en 1952 y poco después, traducida por José López Rubio, fue presentada en el teatro de La Comedia, de Barcelona el 16 de octubre de 1952, y en el Reina Victoria, de Madrid, el 9 de enero de 1953.

 

Es julio de 1952 y en el Politeama se estrena “Sombra Querida” de Jacques DEVAL con la particular traducción de Alejandro Casona (nada menos) y es que en las ediciones que se dieron en el mundo hispano de esta obra, la traducción es de José López Rubio que la estrena después, en Octubre también del 52 con la actriz Lili Murati en Barcelona primero y en Madrid después. En una de sus cartas a Julio Reyes en Setiembre de 1952 Casona le comenta la satisfacción de tener esa traducción en cartel al tiempo que Lola Membrives  reestrena de Casona “Las Tres Perfectas Casadas” por cuarta vez.

sombra querida 1

Programa de mano de su estreno en Buenos Aires

Sombra querida es una pieza graciosa, pero nada más que eso, explota el tema de una mujer que vuelve del más allá para reconquistar a su marido, que está a punto de contraer nuevas nupcias con una secretaria tan atractiva como intrigante. Esta vez, la mujer que vuelve del más allá como espíritu travieso, no ha muerto realmente en un naufragio, como se cree. Se salvó del desastre marítimo y retorna, salva y sana a ocupar el puesto que cree que le corresponde en su hogar.

En este estreno en Buenos Aires, el elenco es el de la “Compañía Argentina de Comedias Serrador –  Vehil” que ya  habían estrenado en 1949 “Los Árboles Mueren de Pie” y en 1951 “La LLave en el Desván” ambas de Alejandro Casona. El elenco estaba integrado por Luisa Vehil, Esteban Serrador, Paquita Vehil y Teresa Serrador en los roles principales.

deval

De Jacques Deval podemos decir que mientras aquí se traducía su obra por un hombre comprometido con la lucha antifranquista, como Casona, en sus viajes por España se paseaba del brazo de José Peman, uno de los intelectuales más obsecuentes con el franquismo. Deval gustaba de mostrarse como un hombre de mundo, de elegancia exquisita, de gafas anchas y fumador empedernido, al punto que su bigote se veía tostado por la nicotina. En su cigarrera de plata llevaba grabados los títulos de sus obras, de modo que a quien le convidara un cigarrillo no podría menos que enterarse de cuantos eran sus títulos. (16 según mis datos) Se define también metódico para el trabajo de dramaturgo; se levanta a las 5 de la mañana, trabaja hasta las once, luego acostumbra pasear, almorzar y darse a una larga siesta antes de volver a trabajar hasta las 9 de la noche. Dice que los críticos le gustan de día y los detesta de noche y dice ser católico porque el infierno también lo es. Sombra Querida también pudo verse en televisión (desconozco con que traducción) por Luis Medina Castro, Gilda Lousek, Irma Córdoba y elenco.

sombra querida 22

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.