SHOCK ROOM Una osada propuesta de Sabrina Arias ¿Vos, de qué lado estás?

0

logo

Sabrina Arias, autora y directora de SHOCK ROOM,  nos presenta un audaz desafío que nos obliga a los espectadores a imaginar la mitad de lo que sucede. ¿Vos, de qué lado estás?

shock-room-1Dos hombres internados que no pueden verse. Una enfermera que los conecta. Cuando no podemos vernos, solo queda escucharnos… Aunque escuchemos cosas que no queremos oír.
Pero por algo el oído no se cierra como los ojos, a veces no hay alternativa.


El escenario estará dividido a la mitad de forma tal que el público, instalado en dos mitades solo verá una parte, seguirá a uno de los personajes internados en su cama, pero escuchará a ambos. Así, no solo puede interpretar cosas diferentes de la historia y el final, sino que, además, podrá ver la obra dos veces sin repetir escenas.

Pedro tiene un objetivo claro, por eso está allí internado.
Lucas hace más de quince días que espera una prótesis para su pierna.
Malena no soporta a ninguno, o los ama a los dos.
La historia puede terminar de diferentes formas, sobre todo depende desde qué perspectiva la veas.

Nos dice  Sabrina Arias:

Shockroom es una obra única. Existen pocas obras en el mundo donde un espectador pueda ver la obra dos veces sin ver las mismas escenas. Esta es una obra que nace principalmente por una necesidad de hacer relatos no lineales, donde el espectador tenga parte de responsabilidad en la elección de lo que va a ver. Acercándonos a los libros que tanto leí en mi infancia de “Elige tu propia aventura”, elegir un personaje para ver puede condicionar la historia de maneras que no sospechamos. Descubriendo que cuando algo se nos oculta terminamos poniendo nuestra atención más en lo que no vemos que en lo que tenemos frente a nuestros ojos.


Por otro lado, respecto a la temática, a nivel personal me ha pasado de estar internada junto a una persona a la que nunca le vi la cara, escuché situaciones íntimas de su familia y pareja, discusiones telefónicas con su jefe, sin ser nadie en su vida. Eso me llevó a reflexionar acerca de cómo nos vinculamos y como yo nunca volvería a verla, y sin embargo conocí una parte muy privada de su vida.

portal-curaduria

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.