TEATRO: Entrevista a Javier Daulte, dramaturgo, guionista y director

0

daulte 3“Cuando se produce la combinación entre el talento y el deseo, tenemos a los genios

 

Javier Daulte es una figura ineludible del ámbito teatral que ha renovado la escena con la introducción de elementos fantásticos y de género, en construcciones hiperrealistas con diálogos ágiles y creíbles. Ademas de su trabajo como director, y tras haber desarrollado su propio método de formación y dirección de actores, Javier tiene el corazón compartido entre Barcelona y Buenos Aires, donde brindó recientemente, el Seminario intensivo de formación actoral “Juego y Compromiso”, organizando por Matías Luna Casting, en el Hotel Panamericano. En ese contexto, hablamos con él sobre su trabajo como director, profesor y los elementos fundamentales del quehacer del actor.

¿Qué vino primero tu gusto por la dirección o la escritura?
En realidad lo primero fue la actuación. De adolescente quise actuar y empecé tomando clases en el Payró, después con Carlos Gandolfo y ahí me fui metiendo en el universo de la escritura, medio en paralelo. La dirección vino mucho después, había algo que no me atrevía, que era muy difícil. De hecho las primeras fueron co-direcciones.

"Cada actor, cada actriz, te puede presentar un nuevo tipo de desafío para poder resolver su obstáculo o su dificultad"

“Cada actor, cada actriz, te puede presentar un nuevo tipo de desafío para poder resolver su obstáculo o su dificultad”

¿Qué te resultaba difícil de la actuación?
Difícil no… ¡Soy pésimo! Creo que entendía la dificultad del actor. Yo no me enojo con la dificultad del actor intento ayudarlo a superarla, a encontrar la manera. Quizás no importa si era bueno o malo yo como actor, evidentemente no estaba el deseo. Si alguien quiere ser actor puede tener todos los problemas del mundo, pero también todos los puede vencer. El tema es saber acompañarlo. Hay gente que tiene talento o habilidades, pero eso no siempre pasa. Conozco muchísimos actores maravillosos que les costaba muchísimo, pero el deseo estaba presente. Hay otros que son geniales, pero que no tienen un deseo tan profundo. Cuando se produce la combinación entre el talento y el deseo, ahí tenemos a los “genios”.

¿Qué es para vos el “deseo”?
Algo que no podés evitar hacer; que si no lo haces, te morís.

¿Esto lo estas trabajando en tus seminarios?
Sí, la docencia ocupa un lugar, me gusta. Doy este tipo de seminarios de entrenamiento actoral, otros más acotados en mi Espacio Callejón y también doy clases de dramaturgia. Es una manera de estar en contacto y conocer otras generaciones y otros circuitos de actores y actrices que quizás no conocería de otra manera. También es un espacio para tener, aparte del que uno trabaja, una reflexión sobre el arte del actor, que es un arte muy complejo. Más allá de tener algunas teorías bastaste claras que quiero impartir, siempre está bueno cuestionarlas y ver caso por caso. Cada actor o actriz, te puede presentar un nuevo tipo de desafío para poder resolver su obstáculo o su dificultad.

¿Qué es el conflicto o esa dificultad del actor que mencionas?
A veces hay actores que funcionan muy bien en un aspecto, por ejemplo, funcionan muy bien en lo dramático, otros muy bien en la comedia o que tienden a ser más histriónicos, otros que tienden a hacer procesos más interiores. Mi obligación como docente y como director es conocer esa manera que tiene cada actor de abordar su trabajo y en lo posible tratar que se le amplíe su registro. Si el actor está seguro en una “zona”, poder donarle herramientas para que pueda transitar otras.

"Hay que ser honesto con uno mismo y elegir lo que a uno le gusta"

“Hay que ser honesto con uno mismo y elegir lo que a uno le gusta”

Das clases en Barcelona.
Sí hay un Método Daulte, que es un poco lo que estamos viendo en este entrenamiento, que interesó mucho a gente de Barcelona y decidieron ponerlo como una materia en una escuela. Entonces, toda la gente que yo entrené en esa materia, ahora son los profesores de esta manera de trabajar.

¿Qué consejos le podés dar a los actores que recién empiezan?
Tienen que formarse, que encausar su deseo, que trabajar y tratar de encontrar una forma de circular en el medio, de ponerse en práctica. Hay una parte del trabajo que es complicada, porque a veces el actor no se siente en condiciones o no puede elegir, pero en el momento que uno pueda darse el lujo tiene que hacerlo. Hay que ser honesto con uno mismo y elegir lo que a uno le gusta y decir “yo quiero esto”; si me gusta ir por el camino de la tele, por ejemplo, no renegar de eso; y si me gusta ser un artista más independiente ir detrás de esa búsqueda y así con todas las posibilidades.

En el proceso de preparar una obra, que incluye escribir, hacer un casting, ensayar, estrenar y posicionarla en las carteleras. ¿Qué es lo que más te estresa y qué es lo que más disfrutas?
Lo que más estresa son los días previos la recta final, donde aparecen todas las inseguridades de todo el mundo, incluidas las propias. Uno por el rol como director tiene que contener y tranquilizar a todo el mundo, cuando uno lo menos que siente es tranquilidad. Ese es el momento más complicado. Respecto a los momentos plenos, depende. A veces es un momento en un ensayo que se atesora y uno tiene la ilusión que ese momento mágico va a ocurrir delante del público, y muchas veces ocurre.

 

Entre el Paseo la Plaza y el Espacio Callejón. Dos obras imperdibles que demuestran que el talento de Dirección de Javier Daulte trasciende temáticas, elencos y géneros:

Valeria Radioactiva

VALERIA_RADIOACTIVA_ONETTO_HECTOR_DIAZ

Valeria es una famosa creadora de culebrones. Cuando está empezando a pergeñar su más ambicioso proyecto, El Inmortal (cuyos protagonistas son, justamente, inmortales), cae gravemente enferma. Mientras la salud de Valeria se los permita, los productores intentarán sacarle las ideas que anidan en su cabeza y así seguir adelante con el plan de trabajo.
Dividida en tres partes, la segunda da lugar al culebrón en el que el Valeria está trabajando.
Los límites entre la ficción y la realidad, entre lo imaginado y lo concreto, entre lo soñado y lo vivido, entre la crueldad y la piedad, son algunas de las premisas que envuelven a “Valeria radioactiva”.
Actúan: Maida Andrenacci, Agustín Daulte, Héctor Díaz, Jorge Gentile, María Onetto, Inés Palombo, Daniela Pantano. Dramaturgia y dirección: Javier Daulte


Después de casa de muñecas

CASA_DE_MUÑECAS_

¿Quién golpea la puerta? Nora (Paola Krum) ha regresado, 15 años después de haber dado el famoso portazo y abandonado a su familia en la escena final de la entonces revolucionaria Casa de Muñecas, Henrik Ibsen. Fiel a su deseo, Nora se ha convertido en una tan famosa como controvertida escritora, que sufre la extorsión de un juez que puede implicarle caer en prisión a menos que consiga la ayuda de su esposo abandonado Torvald (Jorge Suárez). Ella tiene sus urgencias, pero su familia tiene también varios asuntos pendientes con ella. Después de casa de muñecas, propone una experiencia teatral de gran actualidad, que confronta nuestras ideas y preconceptos sobre de qué hablamos cuando hablamos de la igualdad de derechos de la mujer.
Actúan: Julia Calvo, Laura Grandinetti, Paola Krum, Jorge Suarez. Autoría: Lucas Hnath
Versión y Traducción: Federico González Del Pino y Fernando Masllorens. Dirección: Javier Daulte

 

 

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.