TUMBAMADRE Una propuesta sobre Malvinas

0

bannerUna propuesta de “teatro al límite” que busca revisar uno de los hechos más traumáticos de la historia reciente de la Argentina: La guerra de Malvinas.

Teatro para adultos, Duración 40 Mtos.  Obra escrita por Ariel Hernán Toledo, dirigida por Matías de la Cruz, con once artistas en escena.

Por Roberto Famá Hernández

“Tumbamadre” nos trae la historia de Ernesto, un excombatiente de Malvinas que sufre las secuelas psíquicas de la guerra y revive en sus pesadillas todo el horror vivido en las islas.

Pero “Tumbamadre” se propone más que una historia de soldados y guerra, se presenta como una patética postal de una sociedad que, atormentada por la dictadura más cruel de nuestra historia, la refleja y termina pareciéndose a ella, porque la maquinaria mediática ha ganado, apelando a un nacionalismo vacuo, la otra batalla, la batalla por el sentido común, que es la única que realmente le interesaba a los dictadores.

En los personajes de la madre y el padre de Ernesto, mientras el hijo está en el frente, aparecen las dos posiciones notablemente opuestas, la de la madre que siente que todo es una locura y la del padre de Ernesto que apoya a la dictadura en la supuesta “guerra sucia”. Pero cuando Ernesto está de regreso y alucina, el personaje del padre, afín al pensamiento ideológico de la dictadura militar, desaparece de la escena, sólo la madre acompaña al hijo.

La historia de la guerra por Malvinas implica complejas relaciones políticas y sociales. Recordemos que la Confederación General del Trabajo (CGT) -prohibida-, liderada por Saúl Ubaldini, en los meses inmediatos anteriores al conflicto bélico, febrero y marzo, comenzó con una fuerte actividad gremial que desemboca en una manifestación de protesta del 30 de marzo contra la dictadura que fue duramente reprimida y sus principales dirigentes encarcelados. Pero casi horas después, desde el 2 de abril y hasta la finalización del conflicto, la misma CGT brindó su apoyo a la “gesta patriótica” Es que la confusión alcanzó a muchos; hasta Madres de Plaza de Mayo tardó semanas en reaccionar con la consigna “Las Malvinas son argentinas; los desaparecidos también” Esta enorme contradicción social no está explicitada en la obra y deja entonces, algo incompleta la postal social que “Tumbamadre” nos propone.

Las actuaciones son correctas, pese a que algunos de los actores no dan físicamente con la edad, pero es atendible la decisión del director, por cuanto en la obra se juegan escenas de violencia física y situaciones límites, no tan aptas para ser interpretadas por actores de 18 años.

“Tumbamadre” puede verse los lunes con una entrada única y popular de $ 150 en El Método Kairós e El Salvador 4530 CABA

 

Compartir.

Sobre el autor

Comentarios cerrados.